• Eliana González

Las grandes ciudades sienten la crisis de la escasez de enfermeras/os

Lo que antes era un problema solo en las zonas rurales de Canadá ahora puede ser llamado crisis nacional. La escasez de enfermeras/os en todo el país está creando más desafíos para los hospitales que luchan por contratar a este tipo de profesionales de la salud.


Las grandes ciudades sienten la crisis de la escasez de enfermeras/os.
Las grandes ciudades sienten la crisis de la escasez de enfermeras/os.
“Hemos tenido desafíos de enfermería generalizados en Ottawa y en la región circundante durante bastante tiempo. La pandemia amplificó eso significativamente”, dijo Greg Hedgecoe, vicepresidente de Personal, Servicios de Desempeño y Diagnóstico del Hospital Queensway Carleton. "Es un poco más alto de lo normal, pero ha bajado como resultado de nuestra campaña de reclutamiento regional".

El hospital lanzó la campaña junto con 19 hospitales asociados en noviembre, identificando más de 1.000 vacantes de enfermería, un récord histórico para la región. Los anuncios nacionales, vistos más de 18 millones de veces, han marcado la diferencia y su esperanza es traer trabajadores de fuera de Ottawa a la capital del país.


“Cada mes estamos trayendo a unos 25 trabajadores de fuera de nuestra región a nuestra región”, dijo Hedgecoe. “¿A quién nos dirigimos? A todos y en todas las provincias. Toronto es definitivamente un mercado objetivo para nosotros".

El grupo de candidatos es mucho más grande en Toronto y en el GTA. También hay más estudiantes que se gradúan de programas de enfermería en la región.


La autoridad de salud en el norte de British Columbia, compuesta principalmente por comunidades rurales y ciudades más pequeñas, tampoco es ajena a la escasez de atención médica.


"Estamos luchando en este momento", dijo Angela De Smit, directora de operaciones del noreste de Northern Health. “La contratación de enfermeras/os es una de las necesidades clave de contratación y más aún en el noreste. Con la creciente escasez de enfermeras a nivel nacional, se ha convertido en un desafío aún mayor mantener nuestros puestos de enfermería ocupados para mantener los servicios que brindamos actualmente".

La pandemia del COVID-19 sin duda ha estado ejerciendo presiones adicionales sobre el sistema de salud.


Algunos hospitales necesitaban agregar más camas para acomodar a más pacientes en unidades de cuidados intensivos y críticos. Los trabajadores de la salud, incluidas las enfermeras/os, también han estado operando y trabajando en clínicas de vacunación y en centros de pruebas COVID-19.


Los sindicatos advirtieron anteriormente que las enfermeras querían dejar sus trabajos debido a sus condiciones laborales y la falta de pago, especialmente durante la pandemia, donde muchas enfermeras/os han informado agotamiento.


“Ha habido una escasez de enfermeras/os acercándose durante varios años y sobre la que hemos estado advirtiendo a los gobiernos federal y provincial”, dijo Vicki McKenna, presidenta de la Asociación de Enfermeras de Ontario (ONA). "Tenemos una situación en la que no hemos graduado suficientes enfermeras nuevas en el sistema, así que eso ha sido un problema".

McKenna agrega que algunas organizaciones han despedido previamente a enfermeras/os registradas, practicantes registrados. Eso ha afectado el nivel de personal en hospitales, agencias de salud pública, atención a largo plazo y atención domiciliaria.


"Lo que está sucediendo con la fuerza laboral actual no se centra en la retención y ese es un gran problema y creo que será una gran barrera para mantener a la gente aquí", dijo McKenna. “Las enfermeras/os me dicen que no se sienten respetados ni reconocidos y están enojados por eso porque sienten que la pieza de retención está siendo olvidada y no reconocida por nuestra política gubernamental”.

La ONA también representa a 18.000 estudiantes de enfermería en todas las etapas de su educación, diciendo que están preocupados porque algunos empleadores en la provincia no están contratando trabajadores a tiempo completo.


La competencia por enfermeras/os no se limita solo a Canadá. McKenna agrega que Estados Unidos también ha estado apuntando fuertemente a las enfermeras/os recién graduados al norte de la frontera.


“Son muy activos con esos nuevos graduados y los reclutadores están trabajando bastante duro, virtualmente porque las fronteras no están abiertas”, dijo. “Hay grandes bonificaciones de reclutamiento allí, hay muchas oportunidades que se ofrecen allí para posgrados, matrícula y vivienda. Muchas cosas que atraerían a alguien que sale de un programa de enfermería con una deuda estudiantil, por ejemplo, o que busca una experiencia diferente".

A nivel nacional, los hospitales han estado ofreciendo incentivos a los nuevos reclutas, particularmente enfermeras/os, que incluyen hasta $ 10.000 en bonificaciones, ofertas para cubrir el alquiler, dinero para capacitación, enfermería especializada acelerada y miles de dólares para reubicarse.



ARTÍCULO: FAIZA AMIN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL