• Eliana González

Las mascarillas son muy importantes según la ciencia

Una nueva investigación sugiere que los revestimientos faciales ayudan a reducir la transmisión de gotas, aunque algunas máscaras son más protectoras que otras.



Las mascarillas están emergiendo como una de las armas más poderosas para combatir el nuevo coronavirus , con evidencia creciente de que los revestimientos faciales ayudan a prevenir la transmisión, incluso si un usuario infectado está en contacto cercano con otros.


Robert Redfield, director de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, dijo que cree que la pandemia podría controlarse durante las próximas cuatro u ocho semanas si "pudiéramos lograr que todos usen una máscara en este momento". Sus comentarios, hechos el martes con el Journal of the American Medical Association, siguieron un editorial que él y otros escribieron allí enfatizando "amplia evidencia" de propagación asintomática y destacando nuevos estudios que muestran cómo los tapabocas ayudan a reducir la transmisión.


La investigación citada por el Dr. Redfield incluyó un estudio recientemente publicado que sugiere que el uso universal de máscaras quirúrgicas ayudó a reducir las tasas de infecciones confirmadas por Covid-19 entre los trabajadores de la salud en el sistema de atención de salud Mass General Brigham en Massachusetts.


Sus comentarios son el mensaje más claro del CDC, en medio de un feroz debate sobre los revestimientos faciales, impulsados ​​inicialmente por mensajes cambiantes de funcionarios federales y globales sobre su necesidad y luego por aquellos que defienden las libertades individuales.


Investigadores de todo el mundo han descubierto que usar incluso una cubierta facial de tela básica es más eficaz para reducir la propagación de Covid-19 que no usar nada en absoluto. Y muchos ahora están examinando la posibilidad de que las máscaras puedan ofrecer cierta protección personal contra el virus, a pesar de la idea inicial de que protegen principalmente a otros.


Los expertos advierten que el enmascaramiento generalizado no elimina la necesidad de seguir otras recomendaciones, como el lavado frecuente de manos y el distanciamiento social.


En un estudio publicado el mes pasado en la revista Physics of Fluids, los investigadores de la Florida Atlantic University descubrieron que, de los revestimientos faciales de fácil acceso que estudiaron, una máscara cosida casera bien ajustada que comprende dos capas de tela de acolchado de algodón fue más efectiva para reducir la propagación hacia adelante de las gotas. La investigación se realizó utilizando la cabeza de un maniquí, un compresor de aire y un generador de humo que simulaba mecánicamente una tos.


"Fue sorprendente en el buen sentido ver que una máscara casera podría funcionar tan bien ... que no tenemos que obtener una máscara muy elegante", dijo el Dr. Verma. “Una máscara de algodón se puede lavar en casa y secar. La reutilización se está volviendo importante a medida que avanzamos en esto a largo plazo ”.


ARTÍCULO POR: CAITLIN MCCABE

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZALEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL COVID-19


0 views

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889