• Eliana González

Las medidas de salud no se aliviarán hasta que más canadienses sean tratados

El primer ministro Justin Trudeau dijo que si bien se están logrando avances en todo el país, con más canadienses recibiendo sus vacunas, las medidas de salud pública no se flexibilizarán hasta que el conteo de casos de COVID-19 haya disminuido y al menos el 75 por ciento del país haya recibido su primera dosis.


El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, asiste a una conferencia de prensa en Ottawa.
El primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, asiste a una conferencia de prensa en Ottawa.

Hablando en Ottawa el martes, Trudeau dijo que Canadá puede tener un "verano de una dosis" que, a su vez, nos preparará para "una caída de dos dosis".


Una vez que eso suceda, el Primer Ministro admitió que será el momento en el que "podremos hablar sobre volver a la escuela, volver al trabajo y volver a la normalidad".


“Casi el 50 por ciento de los adultos elegibles han recibido al menos una inyección. Canadá está entre los 3 primeros países del G20 en términos de vacunación diaria ”, agregó. "Para el verano, tendremos suficientes vacunas para que todos los canadienses elegibles hayan recibido su primera dosis".

Casi el 40 por ciento de los canadienses se han vacunado hasta la fecha con al menos una dosis y los funcionarios del gobierno han dicho que al menos el 75 por ciento deben vacunarse para acercarse a la inmunidad colectiva contra el COVID-19.


Aproximadamente el 85 por ciento de las dosis de vacunas administradas al 1 de mayo fueron Pfizer o Moderna y más del 88 por ciento de las dosis esperadas en los próximos dos meses son de estas mismas referencias.



Trudeau reiteró su promesa de que los canadienses mayores de 12 años deberían tener acceso a su primera dosis antes de finales de junio.


La noticia se produce cuando los asesores científicos de Ontario dicen que la provincia podría reabrir de manera segura muchas instalaciones recreativas al aire libre, incluso si extiende una orden de quedarse en casa en las próximas semanas.


El director científico del grupo de asesores científicos COVID-19 de Ontario dijo que las actividades al aire libre como el golf, el tenis y el voleibol de playa son de bajo riesgo.


Mientras tanto, Ontario se ha convertido en la última provincia en indicar que probablemente mezclará marcas de vacunas COVID-19 mientras el país se prepara para una avalancha de inyecciones de Pfizer y Moderna y mientras algunos médicos cuestionan el uso adicional de Oxford-AstraZeneca.


La ministra de Salud, Christine Elliott, dijo el lunes que es probable que los habitantes de Ontario que hayan recibido una dosis de la vacuna AstraZeneca reciban una inyección diferente para su segunda dosis.


"No tenemos una fecha de suministro adicional de AstraZeneca, por lo que es muy probable que debamos mezclar diferentes productos", dijo.

Elliott dijo que la provincia está esperando los resultados de un estudio del Reino Unido sobre la mezcla de diferentes vacunas y el consejo de un panel federal de inmunización.


"Espero que llegue muy pronto porque hay algunas personas que están llegando en términos de tiempo para su segunda inyección".


ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN NACIONAL