• Eliana González

Las provincias emitieron más multas relacionadas con el COVID-19 durante la segunda ola

Las provincias se volvieron más punitivas en su enfoque de las infracciones de COVID-19 durante la segunda ola de la pandemia, dijo la Asociación Canadiense de Libertades Civiles en un informe que sugiere que Quebec y Manitoba fueron particularmente contundentes al impartir multas durante ese tiempo.


Las provincias emitieron más multas relacionadas con el COVID-19 durante la segunda ola, según el último informe de la CCLA.
Las provincias emitieron más multas relacionadas con el COVID-19 durante la segunda ola, según el último informe de la CCLA.

La asociación insta a los gobiernos federal y provincial a luchar contra la pandemia centrándose en intervenciones de política de salud pública comprobadas, incluidas la licencia por enfermedad pagada y la educación, en lugar de medidas punitivas para hacer cumplir la ley.


"Una pandemia es una crisis de salud pública, no de orden público", dice el informe publicado el jueves. "Castigar a las personas con cargos y multas no alcanza el objetivo, el virus en sí mismo es el que a menudo exacerba la desigualdad prepandémica".

La directora de justicia penal de la organización, Abby Deshman, dijo que el grupo pudo obtener datos que documentan la cantidad de multas emitidas por presuntas violaciones de las restricciones de COVID-19 en British Columbia, Manitoba, Ontario, Quebec y Nova Escocia.


El informe examina la vigilancia de las órdenes COVID-19 en estas jurisdicciones entre aproximadamente septiembre de 2020 y marzo de 2021 y las fechas exactas dependen de los datos provinciales disponibles. También compara la emisión de multas de la primera ola con la de la segunda ola.


Deshman dijo que la cantidad de tickets en cuatro de las cinco provincias aumentó desde la primera ola y algunos de los saltos fueron "bastante sustanciales". Varias provincias introdujeron leyes que permitieron una mayor aplicación y multas más altas, señaló.


“Las provincias ahora han alcanzado más de $ 24 millones en multas emitidas desde el comienzo de la pandemia, que es realmente una cantidad asombrosa de dinero”, dijo Deshman.

En Manitoba, se emitieron alrededor de 30 multas y cargos relacionados con COVID-19 entre el 1 de abril y el 15 de junio de 2020. Pero a partir de noviembre de 2020, los agentes de la ley de Manitoba comenzaron a imponer más de 100 multas por semana, lo que resultó en una tasa de emisión de tickets per cápita que fue aproximadamente tres veces mayor que la mayoría de las otras provincias estudiadas, dice el informe.


Entre septiembre de 2020 y febrero de 2021, Manitoba emitió 904 multas a individuos y empresas, por un total de más de $ 1 millón en multas, según el informe.


El secretario de prensa del Ministerio de Salud y Cuidado de Personas Mayores de Manitoba dijo que el gobierno provincial está comprometido a proteger a los residentes de la propagación del COVID-19.


“La estricta aplicación de las órdenes de salud pública es solo un componente de nuestro enfoque de múltiples frentes, que también incluye apoyo comunitario, licencia por enfermedad pagada y educación”, dijo Brant Batters en un comunicado.


Quebec fue identificada como una de las provincias más punitivas incluso durante la primera ola. Entre abril y agosto de 2020, la provincia otorgó 3.756 multas valoradas en 5,5 millones de dólares, según el informe.


Deshman dijo que Quebec aumentó exponencialmente sus boletos relacionados con COVID-19 durante la segunda ola, incluso en los meses en que las tasas de infección estaban disminuyendo.


Entre septiembre de 2020 y marzo de 2021, la provincia impuso 7.445 multas, por un total de $ 12,2 millones, según el informe.


Marie-Louise Harvey, portavoz del ministro de salud y servicios sociales de Quebec, dijo que el ministerio comprende la impaciencia que siente la gente por las restricciones. Dijo que todos esperan con ansias el fin de las medidas de contención, incluido el toque de queda, lo más rápido posible, pero estas medidas están implementadas para preservar la salud de la población y las capacidades de la red de salud de la provincia.


"Actualmente, se está trabajando para permitir una relajación gradual en las próximas semanas", dijo en un comunicado en francés.

Ontario fue una de las provincias que entregó más tickets durante la primera ola y superó ese número durante la segunda ola, dice el informe.


Entre marzo de 2020 y agosto de 2020, la provincia informó haber emitido 2.562 multas, en comparación con 3.942 multas de septiembre de 2020 a marzo de 2021.


El informe señaló que el número de multas emitidas por ordenanzas y agentes de policía en Toronto y Ottawa en general disminuyó durante la segunda ola de la pandemia.


Brent Ross, portavoz del ministerio del procurador general en Ontario, dijo que el gobierno tomó sus decisiones durante la pandemia con el objetivo de detener la propagación del COVID-19.


"Las medidas que se han presentado se basan en consejos de salud pública", dijo en un comunicado. "En el caso de que las personas no sigan las reglas, tenemos la confianza de que el personal de aplicación de la ley tomara las acciones pertinentes".

El informe dijo que British Columbia (BC) adoptó un enfoque modelo para la aplicación de la ley, desde una perspectiva de libertades civiles durante la primera ola, cuando logró aplanar efectivamente su curva COVID-19 sin imponer algunas de las medidas de bloqueo más duras que se ven en otras provincias.


La actividad de aplicación de la ley ha aumentado significativamente en la provincia desde entonces. BC informó haber realizado 1.584 multas entre agosto de 2020 y marzo de 2021 en comparación con aproximadamente 22 multas relacionadas con COVID-19 en los primeros meses de la pandemia, según el informe.


Por último, el informe dijo que Nova Escocia fue el mayor emisor de tickets per cápita entre las cinco provincias en la primera ola. Su aplicación de la ley continuó imponiendo multas por comportamientos relacionados con COVID-19 durante la segunda ola; pero en una magnitud mucho menor.


Del total de 912 multas impuestas en Nova Escocia entre marzo de 2020 y febrero de 2021, el 76 por ciento se entregó durante la primera ola.


Heather Fairbairn, portavoz del Ministerio de Justicia de Nueva Escocia, dijo que el enfoque del gobierno siempre ha sido crear un ambiente de conciencia, comprensión y afecto.


“La provincia permanece en estado de emergencia. Cuando los problemas con el cumplimiento ponen en riesgo a nuestra provincia, existen medidas para ayudar a proteger la salud y la seguridad de todos los habitantes de Nova Escocia ”, dijo en un comunicado.

Deshman dijo que en la tercera ola quedó claro que muchas de las personas que se enferman y mueren por COVID-19 están expuestas al virus en sus lugares de trabajo o porque viven en edificios de apartamentos abarrotados.


"Estas no son personas que actúan de manera irresponsable o imprudente".

La acciones policiales ya tiene un impacto desproporcionado e injustificado en las comunidades racializadas, en las personas sin hogar y en población con adicciones o problemas de salud mental, dijo.


“Estas son las mismas comunidades que, en muchas partes del país, están experimentando lo peor de esta pandemia y que ahora están expuestas a daños adicionales de una respuesta de salud pública impulsada por la aplicación de la ley”.


ARTÍCULO POR:MAAN ALHMIDI

FOTOGRAFÍA: STEPHEN PICILAIDIS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL