Liberales necesitan apoyo para nuevos gastos

Los liberales necesitarían el apoyo de al menos un partido de la oposición para aprobar los 25.000 millones de dólares en nuevos gastos revelados en la actualización económica del lunes.



El proyecto de ley para implementar las medidas de la declaración económica se presentará a principios de esta semana, pero esto no deja mucho tiempo para aprobarlo. La Cámara de los Comunes se levantará para el 11 de diciembre.


Los partidos federales de oposición ya están descartando el nuevo plan, dando a entender que podrían rechazarlo. Esto podría preparar el escenario para otra crisis de confianza que eventualmente podría conducir a elecciones.


El gobierno de Trudeau promete nuevos gastos para ayudar a las empresas y trabajadores canadienses a sobrellevar el próximo invierno COVID-19.


La actualización económica de otoño de la ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, incluye una propuesta para enviar pagos adicionales de beneficios por hijos a las familias en el nuevo año. Además de devolver el subsidio salarial al 75 por ciento de los impuestos sobre la nómina empresarial.


La actualización económica conlleva un déficit masivo, gastando hasta $ 400 mil millones más de lo que recauda el gobierno en impuestos y otros ingresos.


A la líder conservadora Erin O'Toole le preocupa que la declaración no incluya explícitamente un plan para la entrega de vacunas y sin él no puede haber un plan a largo plazo para la recuperación económica. Dice que su partido probablemente no apoyará eso.


“Como saben, durante semanas hemos estado preguntando sobre el plan de vacunas”, dice O'Toole. "Eso es lo que necesita nuestra economía".

Trudeau respondió a esta afirmación y dijo que Canadá tendrá la mejor gama de posibles vacunas y más dosis per cápita que cualquier otro país.


El líder del NDP, Jagmeet Singh, también sugiere que su partido votará en contra de la actualización. Él dice que el plan no va lo suficientemente lejos cuando se trata de cuidado infantil o cuidado farmacéutico. Singh también quería que se hiciera más para gravar a las empresas e individuos canadienses más ricos.


“Parece que este gobierno liberal no está dispuesto a hacer que los más ricos paguen su parte justa”, dice Singh. "No dispuesto a perseguir la especulación pandémica, el exceso de ganancias obtenidas por las grandes corporaciones".

La actualización de otoño tiene al gobierno de Trudeau proponiendo millones de dólares en nuevos gastos como pago inicial de un sistema nacional de cuidado infantil planificado que, según los liberales, se describirá en el presupuesto de la próxima primavera.


También proponen en su actualización fiscal gastar $ 420 millones en subvenciones y becas para ayudar a las provincias y territorios a capacitar y retener a educadores de la primera infancia calificados, así como gastar $ 20 millones durante cinco años para construir una secretaría de cuidado infantil para guiar el trabajo de política federal.


El dinero está diseñado para sentar las bases de lo que probablemente será una gran promesa de dinero en el próximo presupuesto.


El gasto federal actual en cuidado infantil expira cerca del final de la década, pero los liberales proponen ahora mantener el flujo de dinero, comenzando con $ 870 millones al año en 2028.



FOTOGRAFÍA: REUTERS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN FINANCIERA