• Eliana González

Los campamentos de verano de la provincia podrían tener luz verde para esta temporada

El esfuerzo de la vacuna COVID-19 de Ontario se aceleró el fin de semana, administrando su dosis número siete millones mientras se prepara para acelerar aún más los esfuerzos de inmunización esta semana.


El premier Doug Ford anunció que puede haber esperanza de que los campamentos de verano de la provincia tengan luz verde para operar esta temporada.
El premier Doug Ford anunció que puede haber esperanza de que los campamentos de verano de la provincia tengan luz verde para operar esta temporada.

El premier Doug Ford, mientras tanto, ofreció la esperanza de que los campamentos de verano de la provincia tengan luz verde para operar esta temporada, aunque sin proporcionar ningún detalle.


Ford dijo que los campamentos podrían abrirse durante el próximo verano, aunque no especificó si se refería a instalaciones diurnas o nocturnas.


“Cuanta más gente pueda salir [para vacunarse], más rápido podremos abrirnos y vamos a abrirnos muy, muy pronto ”, dijo Ford. "Tengo que decir una cosa sobre los campamentos de verano: el 3 de julio suele ser la hora en que abren y podrían abrir este año".

Un portavoz de su oficina dijo más tarde que los detalles se revelarían antes de que la provincia levante la orden actual de quedarse en casa, que recientemente se extendió al 2 de junio en un intento por ayudar a combatir la tercera ola de la pandemia.


La Asociación de Campamentos de Ontario dijo que estaba "emocionada" por el anuncio del premier.



Los comentarios de Ford se produjeron en una gran clínica de vacunas al oeste de Toronto que operó durante la noche en un intento por proporcionar vacunas a quienes podrían beneficiarse de los horarios extendidos.


Los organizadores de "Doses After Dark", como denominaron la primera clínica de vacunación masiva durante la noche en Canadá, dijeron que contó con una buena asistencia; pero que es posible que no haya logrado el objetivo de vacunar entre 4.500 y 5.000 personas durante la noche.


Paul Sharma, codirector del programa de vacunación masiva de la región de Peel, dijo que la clínica nocturna tenía como objetivo atraer a una gama más amplia de personas de una región que ha sido durante mucho tiempo uno de los puntos críticos de COVID-19 más activos de la provincia.


"Esto estaba realmente dirigido a los trabajadores esenciales que trabajan en horarios no tradicionales", dijo en una entrevista el domingo. “¿Trabajadores por turnos, taxistas, camioneros? pero también para el grupo de edad más joven, ya sabes, el de 18 a 39 (demográfico), que abrimos hace unas semanas".

Aunque no se dispuso de inmediato de un recuento formal de las inyecciones administradas en la clínica, Sharma estimó que alcanzó entre el 60 y el 70 por ciento de su objetivo.


Sin embargo, a pesar del déficit, Sharma dijo que solo hubo un breve lapso entre la 1 am y las 7 am cuando la clínica no estaba funcionando a plena capacidad.


“La gente está interesada en vacunarse. Están dispuestos a venir en horas diferentes ”, dijo Sharma.

Además de los trabajadores esenciales, Sharma dijo que los estudiantes internacionales sin tarjetas de salud provinciales y las personas de 65 años o más que habían sido elegibles durante algún tiempo también asistieron a la clínica.


Esta iniciativa se llevó a cabo antes del último esfuerzo para acelerar el programa de vacunación más amplio de Ontario, que comenzará a incluir a todos los residentes de 30 años o más a finales de esta semana.


El lunes la provincia también volverá a un modelo per cápita de asignación de vacunas después de desviar la mitad de su suministro a puntos críticos con un alto recuento diario de casos durante las últimas dos semanas.


La provincia anunció la semana pasada que su objetivo es tener a todos los adultos elegibles en Ontario completamente inmunizados con dos dosis para el 22 de septiembre. Todos los residentes adultos deberían ser elegibles para registrarse para su primer inyección a fines de mayo.


Los esfuerzos de expansión de vacunas ya estaban alcanzando nuevas alturas durante el fin de semana, según la ministra de Salud, Christine Elliott, quien informó que la provincia había entregado más de siete millones de dosis hasta el domingo por la mañana. Más de 139.000 de ellos fueron inyectados solo el sábado, agregó.


La provincia también informó el domingo 2.199 nuevos casos de COVID-19, incluidas 30 muertes más relacionadas con el virus. Esas cifras se basan en 33.142 pruebas administradas durante las 24 horas anteriores.


Había 1.292 pacientes de COVID-19 en los hospitales de Ontario el domingo por la mañana, una disminución de 254 con respecto al día anterior.


De esos pacientes, 714 estaban en cuidados intensivos y 509 estaban usando ventiladores.



ARTÍCULO POR: DAVID PADDON

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL