Los canadienses detenidos en China regresan a casa

Los canadienses Michael Spavor y Michael Kovrig están libres y de camino a casa después de estar encarcelados en China durante casi tres años, luego de que la ejecutiva de Huawei, Meng Wanzhou, finalmente concretara un acuerdo con Estados Unidos en cuanto a su extradición.


Un manifestante sostiene una foto de los canadienses detenidos Michael Spavor, izquierda, y Michael Kovrig fuera de una comparecencia ante el tribunal de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, en la Corte Suprema de British Columbia en Vancouver en el 2019.
Un manifestante sostiene una foto de los canadienses detenidos Michael Spavor, izquierda, y Michael Kovrig fuera de una comparecencia ante el tribunal de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, en la Corte Suprema de British Columbia en Vancouver en el 2019.

El par de vuelos supuso un final dramático para una batalla internacional, tanto públicamente como entre bastidores, que comenzó hace casi tres años con el arresto de Meng en el aeropuerto de Vancouver.


Spavor y Kovrig, conocidos en todo el mundo como "los dos Michaels", salieron de China casi en el momento preciso en que Meng, directora financiera de Huawei Technologies, salía de Vancouver en su camino de regreso a China.


El primer ministro Justin Trudeau esperó hasta que el avión abandonó el espacio aéreo chino antes de anunciar las buenas noticias en una conferencia de prensa convocada apresuradamente el viernes por la noche en Parliament Hill.


"Estos dos hombres han pasado por una experiencia increíblemente difícil", dijo Trudeau. "Durante los últimos 1.000 días han mostrado fuerza, perseverancia, resistencia y gracia y todos estamos inspirados por eso".


La pareja estuvo acompañada en el vuelo por Dominic Barton, embajador de Canadá en China, y se espera que lleguen a Canadá el sábado por la mañana.


Apenas unas horas antes, Meng había salido de una Corte Suprema de British Columbia, donde un juez aceptó una orden de descargo que retiraba una solicitud de extradición de Estados Unidos en su contra.


El despido siguió a una aparición virtual de Meng en un tribunal de Nueva York, donde se declaró inocente de todos los cargos y la jueza firmó un acuerdo de procesamiento diferido.

El esfuerzo por resolver el caso Meng ganó un nuevo impulso en las últimas dos semanas y culminó con un acuerdo alcanzado en Washington el jueves por la noche entre Huawei y el Departamento de Justicia de Estados Unidos.


La ejecutiva de Huawei fue detenida originalmente en Vancouver en diciembre de 2018 a instancias de Estados Unidos, donde enfrentó cargos relacionados con las sanciones estadounidenses contra Irán, y luego Kovrig y Spavor fueron arrestados en China días después en aparente represalia.


China ha sostenido públicamente que no hay conexión entre su caso y el encarcelamiento de los hombres; pero también había dado indicios generales de que si se liberaba a la empresaria detenida, eso podría beneficiar a los dos canadienses.


A principios de este año, Kovrig y Spavor fueron condenados por espionaje en tribunales chinos cerrados, un proceso que Canadá y decenas de aliados dijeron equivalía a una detención arbitraria por cargos falsos en un sistema de justicia cerrado sin rendición de cuentas.


Spavor recibió una sentencia de 11 años, mientras que Kovrig aún no había sido sentenciado.



ARTÍCULO POR: JOAN BRYDEN, MIKE BLANCHFIELD, HINA ALAM AND JAMES MCCARTEN

FOTOGRAFÍA: JASON REDMOND

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

20 views0 comments