• Eliana González

Los cierres de guarderías podrían ser inevitables

Los padres de niños en edad escolar ya han aprendido, harán malabarismos con el trabajo desde casa y supervisarán el aprendizaje en línea de sus hijos la próxima semana; ya que se ordenará el cierre de las escuelas en medio de la tercera ola de infecciones por COVID-19 en Ontario.


Los defensores del cuidado infantil advierten que los cierres de guarderías infantiles son inevitables.
Los defensores del cuidado infantil advierten que los cierres de guarderías infantiles son inevitables.

Pero los servicios de preescolar y las guarderías aún permanecen abiertas, lo que genera preocupaciones por la seguridad, tanto de los niños como del personal, debido al alto nivel de la propagación comunitaria en la provincia.


Los defensores advierten que es solo cuestión de tiempo antes de que todas las guarderías y los entornos de cuidado infantil se vean obligados a cerrar. Dicen que el personal en el entorno del cuidado infantil debe priorizar el lanzamiento de la vacuna para que las guarderías funcionen de manera segura.


Amy O'Neil, directora del Treetop Children's Centre en Toronto, dijo que la tasa de propagación obligará a los centros de cuidado infaltil a cerrar. Ella dice que su guardería ya fue cerrada por Toronto Public Health (TPH) y que han decidido no reabrir hasta que el personal pueda vacunarse y las escuelas vuelvan a abrir para el aprendizaje presencial.


Los centros de cuidado infantil en la provincia reabrieron en junio pasado después de cerrar durante la primera ola. Según la CBC, 510 centros y hogares de cuidado de infantes en Ontario se han visto obligados a cerrar desde entonces y aproximadamente una cuarta parte de los cierres se han producido en los últimos 14 días.


Según datos provinciales, ha habido casi 4.300 casos de COVID-19 en centros de cuidado infantil desde el inicio de la pandemia y más de 900 casos nuevos en las últimas dos semanas.


Casi el 8 por ciento de los centros de cuidado infantil de la provincia han notificado al menos un caso del virus.



El premier Doug Ford anunció el lunes que la provincia mantendrá todas las escuelas cerradas al aprendizaje presencial por tiempo indefinido después de las actuales vacaciones de primavera. Las escuelas primarias y secundarias de la provincia pasarán al aprendizaje remoto dirigido por maestros cuando los estudiantes regresen de las vacaciones el 19 de abril.


El gobierno había sostenido anteriormente que las escuelas reabrirían la próxima semana, pero los sindicatos habían pedido que las escuelas cerraran en ausencia de medidas de seguridad más estrictas.


Ford argumentó que las escuelas son seguras, pero dijo que la provincia debe "hacer todo lo posible" para reducir las infecciones durante las próximas semanas "críticas".


La decisión del gobierno de cerrar las escuelas para el aprendizaje presencial se produce después de que varias unidades de salud pública, especialmente en Toronto y Peel, emitieron una orden de la Sección 22 para cerrar todas las escuelas durante dos semanas y pasar al aprendizaje remoto únicamente.


El anuncio se produjo días después de que entrara en vigor un cierre en toda la provincia a la luz del rápido crecimiento de nuevas infecciones y el número de hospitalizaciones.


Ontario reportó 4.401 nuevos casos de COVID-19 el lunes y un máximo pandémico de 4.456 casos el domingo.


En la actualidad hay 1.646 personas hospitalizadas en la provincia por COVID-19 con 619 en las UCI. Es el número más alto de hospitalizaciones desde el 15 de enero y otro récord para los pacientes internados en las UCI.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER FOTOGRAFÍA: PROSTOOLEH EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN LOCAL