• Eliana González

Los esfuerzos de rescate se reanudan en el sitio del colapso en Miami

Los esfuerzos de rescate en el sitio de un edificio de condominios de Florida parcialmente derrumbado se reanudaron el jueves por la noche, después de una pausa de 15 horas por motivos de seguridad, y las autoridades dijeron que habían comenzado a planificar la probable demolición de la estructura restante.


El presidente Biden toca las flores en el muro conmemorativo mientras Jill Biden, la primera dama, observa.
El presidente Biden toca las flores en el muro conmemorativo mientras Jill Biden, la primera dama, observa.

La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, dijo que la decisión sobre la demolición debe tomarse “con mucho cuidado”, considerando el impacto potencial en la pila de escombros y el efecto en las operaciones de búsqueda y rescate. Un ingeniero de la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias dijo que probablemente pasarán semanas antes de que los funcionarios programen la demolición.


Los trabajos de rescate se detuvieron poco después de las 2 de la madrugada en medio de preocupaciones sobre la estabilidad de la parte de la torre que aún se mantiene en pie. Los equipos notaron grietas que se ensanchaban y una zona en movimiento en una gran columna.


El trabajo se reanudó poco antes de las 5 pm después de que el sitio fuera evaluado por ingenieros estructurales, dijo Cava, y describió a los bomberos como "realmente emocionados".


“Continuaremos buscando febrilmente, como lo hemos hecho todo el tiempo en las partes del colapso a las que actualmente tenemos acceso”, dijo.

Scott Nacheman, un especialista en estructuras de FEMA, dijo que las operaciones se detuvieron después de que los sensores detectaran movimiento. Más tarde se determinó que el edificio en sí no se había movido, pero había movimiento en la pila de escombros debajo y en los escombros del edificio "de tamaño significativo", dijo Nacheman el jueves.


Nacheman dijo que se agregaron sensores adicionales al sitio.


“En este momento, estamos en una posición en la que creemos que es seguro continuar con las operaciones. Lo hemos hecho y el monitoreo continuará indefinidamente hasta que se completen las operaciones”, dijo.

El paro en las operaciones de búsqueda había amenazado con desvanecer las esperanzas de encontrar a alguien vivo entre los escombros una semana después de la caída de la torre. El alcalde de Surfside, Charles Burkett, dijo que la parada era preocupante ya que "los minutos y las horas importan, hay vidas en juego".


Las operaciones de rescate se desarrollaron el mismo día en que el presidente Joe Biden y la primera dama, Jill Biden, visitaron la devastada comunidad.


El colapso del condominio frente a la playa Champlain Towers South de 12 pisos mató al menos a 18 personas y dejó 145 desaparecidos. Nadie ha sido rescatado desde las primeras horas después del colapso.


"Esto es vida o muerte", dijo Biden durante una sesión informativa. "Podemos hacerlo, el simple hecho de que todos hagan lo que hay que hacer marca la diferencia. Habrá mucho dolor, ansiedad y sufrimiento e incluso la necesidad de ayuda psicológica en los días y meses siguientes", dijo. "Y así, no iremos a ninguna parte".

Los equipos notaron varias expansiones en las grietas que habían estado monitoreando. También observaron de 6 a 12 pulgadas de movimiento en una gran columna que cuelga de la estructura "que podría caer y causar daños a las columnas de soporte" en el estacionamiento subterráneo, dijo el jefe de bomberos de Miami-Dade, Alan Cominsky.


El equipo pesado en la pila de escombros causó vibraciones, según Nacheman. La lluvia también ha estado ingresando a partes expuestas del edificio, saturando elementos y agregando peso a los pisos.


La causa del colapso está bajo investigación. Un informe de ingeniería de 2018 encontró que la plataforma de la piscina de la planta baja del edificio descansaba sobre una losa de concreto que tenía "daños estructurales importantes" y necesitaba reparaciones extensas. El informe también encontró “abundantes grietas” en columnas, vigas y paredes de concreto en el estacionamiento.


Solo dos meses antes de que se derrumbara el edificio, el presidente de su junta escribió una carta a los residentes diciendo que los problemas estructurales identificados en la inspección de 2018 habían "empeorado significativamente" y que las reparaciones importantes costarían al menos $ 15.5 millones. Con las ofertas por las obras aún pendientes, el edificio se derrumbó repentinamente el jueves pasado.




ARTÍCULO POR: TERRY SPENCER

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL