• Eliana González

Los expertos no aconsejan una reapertura más rápida en la provincia

A pesar de que muchos buscan acelerar el plan de reapertura económica de Ontario, a medida que aumenta la vacunación contra el COVID-19 y los números de infecciones diarias siguen bajando, algunos expertos advierten que es posible que la provincia aún no esté completamente fuera de peligro.


Los expertos no aconsejan una reapertura más rápida en la provincia.
Los expertos no aconsejan una reapertura más rápida en la provincia.

Los expertos en salud señalan al Reino Unido como un ejemplo de por qué puede ser mejor actuar con cuidado cuando se trata de relajar las restricciones. La variante Delta, altamente contagiosa, está impulsando un aumento de casos en Gran Bretaña y obligando al país a retrasar su propio plan de reapertura.


Los números de casos diarios en el Reino Unido cayeron a mínimos no vistos desde el verano pasado a principios de mayo; las nuevas infecciones han aumentado constantemente desde mediados de mayo.


El primer ministro británico, Boris Johnson, confirmó a principios de esta semana que la próxima ronda de restricciones menos estrictas se retrasaría cuatro semanas como resultado de la expansión de Delta.


Poco más del 60 por ciento de los residentes del Reino Unido tienen una dosis de la vacuna COVID-19 y casi la mitad está completamente vacunada.


Los expertos creen que Canadá está aproximadamente un mes por detrás del Reino Unido en lo que respecta a la aparición de la variante Delta.


El Dr. Peter Juni, quien hace parte de la junta de asesoramiento científico de Ontario, dijo que las próximas dos semanas serán cruciales para determinar qué tan bien le irá a la provincia contra la cepa altamente transmisible.


"El virus se ha transformado nuevamente y podría cambiar las normas del juego", dijo Juni. "El futuro está en nuestras manos; pero todavía podemos estropearlo".

La oficial médica de salud de Toronto, la Dra. Eileen de Villa, dijo que la ciudad continúa monitoreando de cerca la propagación de Delta.


"A un nivel muy alto, ciertamente estamos viendo la variante Delta aquí en la ciudad", dijo De Villa. "En el último recuento, creo que fue aproximadamente un tercio de las muestras las que dieron positivo a esta variante".

La junta de asesoramiento científico estima que la variante ahora representa aproximadamente la mitad de los casos de COVID-19 en la provincia.



La región de Waterloo, en el suroeste de Ontario, informó el miércoles por primera vez el mayor número de casos nuevos de COVID-19 en la provincia y los funcionarios de salud locales creen que la variante Delta probablemente esté detrás del reciente aumento de infecciones.


La región reportó 71 nuevas infecciones, superando las infecciones diarias de puntos críticos y áreas con poblaciones mucho más altas como Toronto y la región de Peel.


“Nos preocupa que nuestras tendencias no estén mejorando como lo están haciendo en otras comunidades de Ontario debido a la variante Delta”, dijo la Dra. Julie Emili, oficial médica asociada de salud, en una presentación comunitaria el viernes.

La región, que incluye las ciudades de Waterloo, Kitchener y Cambridge, reportó 494 casos activos hasta el miércoles por la tarde. Los funcionarios locales también han notado un aumento en las hospitalizaciones y los ingresos a las UCI.


La variante también se ha relacionado con un aumento dramático en los casos en la Unidad de Salud de Porcupine del noreste, la única región que no eliminó las restricciones de salud en negocios y reuniones la semana pasada mientras lucha contra este incremento.



ARTÍCULO POR: MICHAEL RANGER

FOTOGRAFÍA: JOSHUA J. COTTEN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL