• Eliana González

Los precios de las viviendas se están incrementando en todo el mundo

A medida que el mercado inmobiliario de EE. UU. está en auge, un aumento paralelo de los precios de los bienes raíces residenciales en todo el mundo, desde Ámsterdam hasta Auckland, está generando temores de posibles burbujas y provocando que algunos gobiernos intervengan para evitar que sus mercados se sobrecarguen.


Los estímulos relacionados con la pandemia, las tasas ultrabajas y los cambios en el comportamiento de los compradores son mercados de impulso desde Europa hasta Asia.

Varios políticos ya estaban preocupados por los altos precios de las propiedades en partes de Europa, Asia y Canadá antes de la pandemia, especialmente porque años de bajas tasas de interés mantuvieron fuerte la demanda. Pero ahora los billones de dólares de estímulo desplegados en todo el mundo para combatir los efectos de Covid-19, junto con los cambios en los patrones de compra a medida que más personas trabajan desde casa, están impulsando aún más los mercados. Muchos quieren mantener bajas las tasas de interés para sostener la recuperación posterior a la pandemia; pero les preocupa que las personas se endeuden demasiado para comprar casas cuyos precios podrían estancarse o caer más tarde. Otras herramientas que tienen para enfriar la demanda, como restricciones hipotecarias más estrictas, no siempre funcionan o se posponen a medida que las autoridades intentan garantizar que el crecimiento económico más amplio se mantenga encaminado. En los 37 países ricos que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, los precios de las viviendas alcanzaron un récord en el tercer trimestre de 2020, según datos de la OCDE. Los precios subieron casi un 5% interanual, el más rápido en casi 20 años.


La fuerte apreciación del precio de la vivienda también hace que los propietarios se sientan más ricos y fomenta más gastos y construcción, a medida que los promotores construyen más oferta.


Sin embargo, con los precios de las acciones también en o cerca de máximos históricos, a algunos funcionarios les preocupa que grandes cantidades de estímulo estén empujando los precios de los activos a niveles insostenibles en algunas ciudades globales, lo que podría conducir a correcciones en el mercado local.


El gobernador del banco central de Canadá, Tiff Macklem, dijo en febrero que había señales tempranas de "exceso de exuberancia" en el mercado inmobiliario canadiense , con precios que subieron un 17% sobre una base ajustada durante un período de un año, según la Asociación Canadiense de Bienes Raíces. Macklem dijo que los funcionarios vigilarían la situación de cerca, pero descartaron tomar medidas para frenar las ventas, diciendo que la economía necesitaba todo el apoyo que pudiera obtener.


Los gobiernos dicen que también están preocupados por poner precio a más familias fuera del mercado, lo que podría exacerbar los desequilibrios económicos que han empeorado durante la pandemia y potencialmente llevar a los más jóvenes a posponer el tener hijos.


Los precios de la vivienda en Europa han seguido subiendo a pesar de un panorama económico mucho más sombrío que en Estados Unidos o China. En parte, esto se debe a que los gobiernos han seguido apoyando a las familias con subsidios salariales y moratorias en el pago de préstamos. También se debe a que las tasas de interés siguen siendo extraordinariamente bajas, con tasas hipotecarias que promedian el 1,35% en la eurozona.


En Dinamarca, los titulares de hipotecas han podido pedir dinero prestado a intereses negativos, lo que significa que los prestatarios solo pagan al banco una tarifa administrativa. Los intereses negativos a su favor se descuentan de la tarifa o se deducen del capital de su hipoteca.


Antes de la pandemia, el banco central holandés dictaminó que los bancos necesitarían tener más capital para cubrir las pérdidas potenciales en las carteras de préstamos hipotecarios, pero la implementación se pospuso debido al Covid-19. El banco central también ha pedido al gobierno que elimine gradualmente los incentivos fiscales para los propietarios de viviendas, incluidas las deducciones de intereses hipotecarios.




ARTÍCULO POR: MIKE CHERNEY Y PATRICIA KOWSMANN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN FINANCIERA

58 views0 comments

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889