• Eliana González

Más de 5.000 viajeros internacionales han dado positivo para COVID 19 desde febrero

Más de 5.000 personas han dado positivo a COVID-19, después de volar de regreso a Canadá, desde que comenzó a regir la orden de la cuarentena obligatoria en los hoteles designados a finales de febrero.


Más de 5.000 viajeros internacionales han dado positivo para COVID 19 desde febrero.
Más de 5.000 viajeros internacionales han dado positivo para COVID 19 desde febrero.

Hasta ahora, se han identificado diferentes tipos de variantes del virus en casi un tercio de esos casos.


Los datos, proporcionados por la Agencia de Salud Pública de Canadá, enumeran a 3.748 personas que dieron positivo el día que regresaron a pesar de tener que mostrar una prueba COVID-19 negativa tomada no más de tres días antes de abordar su avión.


Otras 1.411 personas dieron positivo por COVID-19 en la prueba requerida 10 días después de su regreso. Entre todos ellos, 1.566 dieron positivo por una "variante de preocupación" y otros 134 dieron positivo por una "variante de interés".


Más del 95 por ciento de las variantes preocupantes son B.1.1.7, identificada por primera vez en el Reino Unido. Ahora es la variante dominante en Canadá.


El número de viajes es relativamente pequeño en comparación con el número total de casos de Canadá (hubo más de 342.000 casos de COVID-19 entre el 22 de febrero y el 29 de abril); pero los premiers provinciales están presionando a Ottawa para que haga aún más para evitar que las variantes, de propagación más rápida, entren a Canadá en aviones.


"Estoy extremadamente preocupado por las nuevas variantes de COVID-19 que llegan a Ontario", dijo el lunes el premier de la provincia, Doug Ford, en Twitter después de conocer las últimas estadísticas de viajeros de The Canadian Press. “Más del 90% de los casos nuevos en Ontario son variantes nuevas. Vemos a más jóvenes en las UCI. Está claro que se necesitan medidas fronterizas más estrictas ".

Pero los principales médicos de Canadá dijeron el viernes que hay demasiado enfoque en la frontera y no lo suficiente en detener la propagación del COVID-19 dentro de Canadá.


“Parece haber mucho interés y casi, yo diría, una preocupación por las fronteras ;pero al final del día, si se mira el riesgo real en términos de importación, el número real de casos con respecto a las personas que cruzan la frontera en comparación y lo que está sucediendo en las comunidades en muchas de las provincias más afectadas, creo que ahí es donde debe estar el enfoque de salud pública ”, dijo el Dr. Howard Njoo, subdirector de salud pública, en una conferencia de prensa el 30 de abril.

A medida que las nuevas variantes comenzaron a surgir alrededor de Navidad, Canadá comenzó a exigir pruebas negativas tomadas no más de 72 horas antes de abordar un vuelo a Canadá, luego, a fines de febrero, impuso cuarentenas obligatorias en los hoteles.


Todos los pasajeros aéreos internacionales deben pasar hasta tres días en un hotel de cuarentena designado cerca de uno de los aeropuertos autorizados en Toronto, Vancouver, Montreal y Calgary. Una vez que obtienen un resultado negativo en la prueba, pueden regresar a casa para terminar allí su cuarentena de dos semanas, pero deben proporcionar un segundo resultado de la prueba.


Inicialmente, la segunda prueba se requería el día 10, pero ahora es el día ocho.


El 23 de abril, Canadá prohibió los vuelos desde India y Pakistán debido al alto número de casos positivos de COVID-19 en esos vuelos. En las dos semanas antes de que se tomara esa decisión, 165 vuelos transportaron al menos a una persona que luego dio positivo, 43 de ellos de la India. Casi todos los vuelos que aterrizaron desde la India tenían al menos un paciente COVID-19 positivo.


En general, alrededor del 1,5 por ciento de los viajeros aéreos internacionales dieron positivo al virus, según los datos de la PHAC.



ARTÍCULO POR: MIA RABSON

FOTOGRAFÍA: RAWPIXEL.COM

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL