• Eliana González

Más de 90 nuevas aerolíneas se lanzarán al mercado en el 2021

Una gran cantidad de aerolíneas, que no han podido ser lanzadas al mercado, tienen planes de emprender vuelo antes de fin de año; "El momento es bastante bueno, en realidad", afirman.


Los auxiliares de vuelo terminan su vuelo de entrenamiento.
Los auxiliares de vuelo terminan su vuelo de entrenamiento.

Durante la mayor parte del año pasado, dirigir una aerolínea significó estacionar aviones, despedir trabajadores y regatear con los gobiernos por fondos de rescate en un esfuerzo desesperado por mantenerse al margen de la bancarrota mientras el apetito por viajar se reducía a casi nada.


Una nueva clase de emprendedores cree que ha llegado el momento de hacer algo que ha resultado difícil en la mejor de las circunstancias: crear una aerolínea.

Varias aerolíneas emergentes están apareciendo en América del Norte, Europa, América del Sur, África y Asia, a medida que la pandemia continúa deprimiendo los viajes globales. Más de 90 nuevos transportadores, la mayoría con fondos ya asegurados, tienen planes para despegar antes de fin de año, según Avolon Holdings Ltd., una empresa de alquiler de aeronaves.

Algunas de estas compañías están emergiendo de las cenizas de aerolíneas que fracasaron durante la pandemia. Otras han estado esperando que los viajes aéreos muestren signos de recuperación para poder activar planes que ya estaban en marcha. La mayoría espera poder aprovechar la oportunidad de comprar aviones con grandes descuentos, ocupar el codiciado espacio en aeropuertos que alguna vez estuvieron congestionados y, en algunos casos, contratar pilotos y asistentes de vuelo que perdieron sus trabajos previamente. En los EE. UU., dos nuevas aerolíneas están buscando volar rutas que las aerolíneas más grandes han ignorado o dejado atrás después de años de consolidación. Uno de ellos, Avelo Airlines, tuvo su primer vuelo programado el miércoles por la mañana, desde el aeropuerto Hollywood Burbank a Santa Rosa, en el condado de Sonoma en California.

La aerolínea, que tiene su sede corporativa en Houston, está siendo iniciada por Andrew Levy, el ex director financiero de United Airlines Holdings Inc., quien comenzó a planificar en 2018 el lanzamiento de una aerolínea de bajo costo que volaría desde aeropuertos secundarios menos concurridos. El señor Levy decidió en noviembre pasado seguir adelante con sus planes.

Aunque hubo algunos contratiempos antes del lanzamiento (el sistema de reservaciones de la aerolínea, proporcionado por otra compañía, cayó durante más de cuatro días en un corte global), el vuelo despegó el miércoles a tiempo y sin incidentes.

Avelo espera que las tarifas bajas estimulen la demanda en rutas que otras aerolíneas no ofrecen. La aerolínea volará a 11 aeropuertos desde Burbank, incluidas varias ciudades pequeñas como Medford, Oregon, Ogden, Utah y Eureka, California. Levy dijo que la pandemia brindó algunas oportunidades para la nueva aerolínea; pues Avelo pudo comprar asientos para dos de sus aviones con un descuento después de que otra aerolínea cancelara un pedido el verano pasado, que Levy sospecha estaba relacionado con la pandemia. Burbank, el primer centro de la aerolínea, probablemente tuvo más oportunidades para una nueva aerolínea de las que habría tenido cuando los viajes estaban en auge.

Aún así, Levy esperaba que la pandemia hubiera obligado a las aerolíneas más grandes a retroceder más, creando oportunidades adicionales; pero con la ayuda del gobierno, muchos han mantenido sus redes en gran parte intactas y algunos han agregado vuelos para competir más directamente con Avelo. "En su mayor parte, el tablero de ajedrez se verá bastante similar", dijo.

Por otro lado, se suponía que Breeze Airways, una nueva empresa del fundador de JetBlue Airways Corp., David Neeleman, comenzaría a volar el año pasado. Cuando ocurrió la pandemia, Neeleman, quien ha expresado su frustración con las medidas de cierre en el último año, detuvo sus planes.

Ahora que la demanda de ocio de Estados Unidos se está recuperando, "el momento es bastante bueno, en realidad", dijo Neeleman. La aerolínea, que planea ofrecer vuelos de bajo costo entre pares de ciudades medianas de EE. UU. que no tienen servicio directo, espera comenzar a realizar vuelos antes del Día de los Caídos, una vez que se complete su certificación de la Administración Federal de Aviación.

A nivel mundial, el panorama de los viajes es más complicado. Más de 40 aerolíneas de todo el mundo han suspendido o cesado sus operaciones desde principios del año pasado a medida que la demanda disminuyó, según Cirium, un proveedor de datos de aviación. Si bien la demanda ha comenzado a recuperarse en algunas partes del mundo donde el virus está bajo control y las vacunas se están distribuyendo ampliamente, los viajes representan una fracción de los niveles prepandémicos y la mayoría de los transportadores siguen perdiendo grandes cantidades de dinero.

Aún así, algunos empresarios dicen que estas condiciones son las adecuadas para lanzar una nueva aerolínea o expandirse. En Australia, la aerolínea Rex se está expandiendo desde rutas regionales a las principales ciudades de formas que no hubieran sido posibles antes de la pandemia.

La propagación del COVID-19 ha obstaculizado los planes para algunos lanzamientos de aerolíneas. Nolinor Aviation, un operador de vuelos chárter canadiense que esperaba iniciar una nueva aerolínea para ofrecer servicio a lugares de vacaciones en el sur, se ha visto envuelto en un cambio en las restricciones de viaje. OWG, la nueva aerolínea, retrasó su lanzamiento, pero pudo realizar un puñado de vuelos desde Montreal y Toronto a Cuba en diciembre y enero antes de hacer una pausa después de que el gobierno canadiense comenzara a tomar medidas para desalentar los viajes y solicitara a las aerolíneas que suspendieran los vuelos a países del Caribe y México. El presidente de Nolinor, Marco Prud'Homme, dijo que la aerolínea está esperando el momento oportuno y planea esperar hasta tener la certeza de que se está produciendo una recuperación sostenida antes de comenzar de nuevo.

Algunas aerolíneas han detectado oportunidades en los desafíos financieros de otras aerolíneas. A mediados de enero, Norwegian Air Shuttle ASA, una aerolínea de descuento en el apogeo de su quiebra , anunció que se alejaría de las ambiciones de larga data de ser pionera en viajes de larga distancia de bajo costo. Ante tal decisión, Bjorn Tore Larsen, director ejecutivo de Norse Atlantic Airways ASA, una nueva aerolínea con sede en Oslo, comenzó a elaborar estrategias, recaudó suficiente efectivo en los dos meses posteriores a la quiebra de Norwegian y aseguró algunos de los antiguos aviones de la aerolínea con sede en Oslo a precios "históricamente bajos".

En su primer día, Norse recibió 20 solicitudes de empleo por minuto. En su primera semana, la aspirante a aerolínea transatlántica de bajo costo dijo que recibió 8.000 solicitudes. Planea comenzar a ofrecer vuelos en diciembre, aunque Larsen dijo que los planes podrían cambiar tarde o temprano dependiendo de la escala de recuperación en el mercado.

“Nos enfocaremos únicamente en negocios de bajo costo y larga distancia. Y que yo sepa, seremos la única empresa de nuestro tamaño que lo hará ”, dijo Larsen.


ARTÍCULO POR; ALISON SIDER, BENJAMIN KATZ Y MIKE CHERNEY

FOTOGRAFÍA: COURTNEY COLES

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL