• Eliana González

Múltiples pérdidas para comunidades fronterizas

La pandemia de COVID-19 ha suspendido los viajes de compras y vacaciones transfronterizas desde marzo, y muchas empresas estadounidenses a lo largo de la frontera dicen que extrañan tanto los ingresos como las caras familiares de Canadá.



Bill Kilby, gerente de Hardwick's Country Store en Calais, Maine, ha visto una dramática pérdida de ingresos del 90 por ciento y tuvo que despedir a 10 empleados. Kilby opera la tienda, una tienda libre de impuestos adjunta y dos estaciones de servicio. La tienda libre de impuestos y una de las estaciones de servicio están cerradas temporalmente, y la tienda y otras bombas de gas funcionan con un horario reducido.


Sus negocios están ubicados a pocos metros del cruce fronterizo con St. Stephen, NB

Kilby dijo que después de 37 años en el trabajo ha llegado a conocer a los clientes por su nombre, junto con sus hijos y nietos.


Dijo que muchas familias se encuentran a horcajadas en la frontera internacional, y las restricciones pandémicas los mantienen separados.


Jane Torres, directora ejecutiva de la Cámara de Comercio de St. Croix Valley, dijo que está viendo la misma agitación más al norte en Maine.


Torres dijo que si bien ninguna empresa en su comunidad de Houlton, al oeste de Woodstock, NB, se ha visto obligada a cerrar, las tiendas de comestibles y las estaciones de servicio están sufriendo.


Las restricciones a los viajes no esenciales a través de la frontera entre Canadá y Estados Unidos han estado vigentes desde el 21 de marzo debido a COVID-19.


Las empresas en el estado superior de Nueva York también sienten la pérdida de canadienses de Quebec y Ontario que cruzan la frontera para comprar y vacacionar.


Jones dijo que hay muchos negocios en su área que aún no se han reabierto, pero los que sí están sintiendo la ausencia de canadienses.


Para Dottie Gallagher, presidenta y directora ejecutiva de Buffalo-Niagara Partnership, una cámara de comercio regional para el área de Buffalo, muchas de las quejas que escucha son de estadounidenses que quieren viajar a Canadá.


Gallagher dijo que gran parte del tráfico canadiense en su área es para los juegos de hockey y fútbol americano de los Sabres. Con los partidos locales en espera, incluso los fanáticos estadounidenses que solían ir a Buffalo ya no vienen. Le preocupa que si la frontera permanece cerrada por mucho más tiempo, los canadienses que a menudo visitaron los Estados Unidos encontrarán otros lugares a donde ir.


La frontera está actualmente cerrada hasta el 21 de agosto para todos los viajes, excepto los esenciales.


"El sentimiento público hacia los estadounidenses se ha vuelto tan negativo, y creo que pasará mucho tiempo antes de que la frontera se vuelva a abrir por completo", dijo Gallagher. "Eso me pone muy triste".

ARTÍCULO POR: EVIN BISSETT

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN INTERNACIONAL

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889