• Eliana González

¿Medidas más estrictas para reducir la propagación de las variantes del COVID-19?

Se necesita un cierre provincial, similar al impuesto cuando ocurrió la pandemia, para frenar la alarmante propagación de las variantes de COVID-19 en Ontario, dijo el jueves el director científico de un panel de expertos que asesora a la provincia.


Se necesitan medidas más estrictas para reducir la propagación de la variante COVID-19, dice un asesor científico de Ontario
Se necesitan medidas más estrictas para reducir la propagación de la variante COVID-19, dijo un asesor científico de Ontario

Actualmente, incluso el nivel más estricto del marco pandémico de la provincia no es suficiente para reducir el aumento de infecciones por variantes más contagiosas, dijo el Dr. Peter Juni de la Mesa Asesora Científica COVID-19 de Ontario.


"Esta pandemia nunca ha estado bajo control desde que comenzó a (afianzarse) en Ontario, y ese es el desafío", dijo Juni en una entrevista. "Necesitamos medidas de salud pública más fuertes y estrictas para mantener las nuevas variantes lo suficientemente contenidas como para evitar desastrosos desafíos para el sistema de atención médica".

Los funcionarios provinciales han dicho que las variantes COVID-19 (VOC) ahora representan el 50 por ciento de los casos diarios de COVID-19 en la provincia.


La funcionaria médica asociada de salud de Ontario, la Dra. Barbara Yaffe, reveló que las VOC se encuentran ahora en la mayoría de los casos nuevos.


“Predomina la B.1.1.7 [variante] y sabemos que es aproximadamente un 50 por ciento más transmisible [que la cepa original]”, dijo Yaffe.


El número de reproducción (Rt) de las tres VOC es de aproximadamente 1,28 en comparación con 1,07 para las cepas antiguas.


La variante detectada por primera vez en Gran Bretaña es la más común en Ontario, aunque también han aparecido en toda la provincia variantes detectadas por primera vez en Sudáfrica y Brasil.


Si bien el esfuerzo de vacunación de Ontario está en curso, Juni dijo que no puede mover lo suficientemente rápido para proteger a la población de las variantes que también han provocado olas terribles de infección en toda Europa.


La provincia debería actuar rápidamente para imponer medidas estrictas contra las variantes, dijo, al tiempo que fomenta las actividades al aire libre seguras donde las personas se mantienen separadas por al menos dos metros.


"Si ahora hacemos todo bien, esta será la última vez que tengamos que aplicar restricciones drásticas", dijo.

La Dra. Vanessa Allen de Public Health Ontario ahora dice que un nuevo proceso de detección de resultados positivos de la prueba COVID-19 acelerará ese proceso, lo que permitirá una distinción más rápida entre las variantes B.1.1.7, B.1.3.5 y p.1.


El principal médico de la provincia ha dicho que las variantes de COVID-19 están causando enfermedades más graves, lo que genera más ingresos a cuidados intensivos y más muertes a causa del virus. El Dr. David Williams también señaló esta semana que más jóvenes parecen enfermarse más gravemente por las variantes.


Ontario informó el jueves 2380 nuevos casos de COVID-19, aunque el Ministerio de Salud dijo que el número se infló en unos 280 casos debido a un problema de procesamiento de datos.


Ontario también informó de 17 muertes más relacionadas con el virus.


Hasta el momento se han administrado en la provincia un total de 1'755.596 dosis de vacuna COVID-19.



ARTÍCULO POR: ALEX BLOOMFIELD, LUCAS CASALETTO

FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL