google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Milei anuncia nuevas medidas en medio de protestas masivas

A solo 10 días de haber asumido el gobierno, el presidente de Argentina, Javier Milei, se dirigió a la nación a través de una cadena nacional en la que anunció una nueva serie de medidas económicas y ya enfrenta las primeras protestas masivas en las calles.


Entre las medidas están la liberación de los contratos de alquiler, la simplificación del mercado de tarjetas de crédito y hasta hubo un giño para el magnate estadounidense Elon Musk, al liberar los servicios de internet satelital para facilitar la inversión de la empresa Starlink.


La economía argentina tiene una fuerte intervencionismo estatal y el gobierno de Milei busca promover las exportaciones y la inversión, y abrir la puerta a la privatización de las empresas públicas con el objetivo de enderezar la crisis de la segunda mayor economía de Sudamérica.


Así justificó Milei las nuevas medidas:

“Hoy es un día histórico para nuestro país, después de décadas de fracasos, empobrecimiento y anomias, hoy comenzamos el camino de la reconstrucción… la peor crisis de nuestra historia”.


La cadena nacional de Javier Milei fue luego de una tarde de protestas en las que se puso a prueba un nuevo protocolo de seguridad que impide que los manifestantes corten el paso por vías principales. Aunque en las calles hubo una fuerte presencia de policías y militares, el plan del Gobierno se cumplió de forma parcial.


La manifestación fue liderada por representantes sindicales y los partidos de izquierda que exigieron al Ejecutivo escuchar las demandas sociales y advirtieron de las consecuencias del plan económico.


“Nos mintieron, dijeron que el ajuste era a la casta política y finalmente el ajuste fue para el pueblo”, expresó Rubén Sobrero, dirigente ferroviario, quien calificó como una provocación del Gobierno el dispositivo de seguridad y la advertencia de retirar los planes sociales a quienes participaran de la marcha.


Las medidas con las que las autoridades pretenden mantener el orden en las calles contemplan la identificación de aquellos manifestantes que las corten, lo que implicará que dejen de cobrar ayudas estatales.


A pesar de esta advertencia organizaciones sociales, partidos políticos de izquierda y organismos de derechos humanos anunciaron que sus movilizaciones serían masivas. Esta es la primera gran demostración de rechazo al plan de reducción del déficit fiscal que comenzó a implementar el gobierno y en desafío al severo protocolo que reprime los cortes las calles.



2 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page