• Eliana González

¿Son los retrasos de las vacunas culpa de los federales?

La gran mayoría de los canadienses culpan a Ottawa y no a los gobiernos provinciales por los retrasos en la entrega de la vacuna COVID-19, sugiere una nueva encuesta.


Encuesta: la mayoría de los canadienses atribuyen los retrasos a las vacunas a los federales y no a las provincias.
Encuesta: la mayoría de los canadienses atribuyen los retrasos a las vacunas a los federales y no a las provincias.

El 69% de los encuestados cree que Canadá está atrasado en las entregas debido a los desafíos federales para obtener dosis en el mercado mundial, según una encuesta en línea de Léger y la Asociación de Estudios Canadienses.


Solo el 14 por ciento de los encuestados señala con el dedo a los gobiernos provinciales.


El primer ministro Justin Trudeau dice que todos los canadienses que quieran una dosis la recibirán a finales de septiembre, a pesar de los recientes contratiempos en la producción de las vacunas Pfizer y Moderna.


Los residentes siguen divididos sobre si podrán arremangarse antes de octubre, con un 44% de confianza en que lo harán y un 51% de personas escépticas.


La división sugiere que los canadienses mantienen cierta fe en los esfuerzos de adquisiciones del gobierno liberal, dijo el vicepresidente ejecutivo de Léger, Christian Bourque.


“La gente no ha perdido la esperanza de que lleguemos allí, pero ciertamente están buscando respuestas”, dijo.


Canadá se encuentra muy por debajo de la cima en dosis de vacunas administradas por cada 100 personas, ocupando el puesto 17 entre dos docenas de países grandes, muy por detrás de Rumania y justo por delante de China y Rusia, según una lista.


“Mucho de lo que escuchamos es que Canadá se está quedando atrás. Cuando la gente escucha eso, automáticamente piensa que tiene que ser algo más en Ottawa que en mi provincia”, dijo Bourque.

Pfizer-BioNTech redujo las entregas de Canadá en más de dos tercios en cuatro semanas, mientras que se expandió un sitio de producción en Bélgica, aunque los envíos están aumentando nuevamente a medida que avanza el mes.


Moderna también acortó sus envíos de dosis a Canadá a principios de febrero, la compañía atribuyó el problema a un aumento de producción más lento de lo esperado en su socio de fabricación suizo Lonza y entregará solo dos tercios de la cantidad inicialmente planificada durante su próximo envío el 22 de febrero.


Solo uno de cada cinco encuestados dijo que Ottawa debería buscar la aprobación de las vacunas desarrolladas en Rusia y China, incluso si más retrasos hacen que el despliegue en el país aumente.


Alemania se convirtió en un respaldo poco probable de la vacuna rusa Sputnik V a principios de este mes, y la canciller alemana, Angela Merkel, dijo que consideraría distribuirla y proporcionar sitios de producción para acelerar la campaña de inoculación de la Unión Europea.


"Parece estar ganando impulso o favor del público, pero por algunas razones los canadienses se rehusan", dijo Bourque sobre Sputnik.

La proporción de encuestados que tienen la intención de recibir inyecciones cuando una vacuna esté disponible para ellos continúa creciendo, alcanzando el 73 por ciento frente al 63 por ciento a mediados de octubre.


“Así que la intención está ahí”, dijo Bourque. "Pero nuevamente, es solo una cuestión de suministro".


ARTÍCULO POR: CHRISTOPHER REYNOLDS

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL