• Eliana González

Multitudinaria ceremonia en una mezquita en honor a la familia asesinada en London

Miles de personas se reunieron en London, Ontario, para una vigilia frente a la mezquita en honor a los cinco miembros de la familia que, según la policía, fueron atropellados intencionalmente por un conductor el domingo por la noche.


(De derecha a izquierda) Salman Afzaal, su madre de 74 años, su esposa Madiha Salman de 44 años, su hija Yumna Afzaal de 15 años.
(De derecha a izquierda) Salman Afzaal, su madre de 74 años, su esposa Madiha Salman de 44 años, su hija Yumna Afzaal de 15 años.

El primer ministro Justin Trudeau y el premier de Ontario, Doug Ford, así como otros líderes del partido federal y provincial, hicieron parte de esta ceremonia que se llevó a cabo fuera de la Mezquita Musulmana de London.


Los oradores en los escalones de la Mezquita Musulmana de London hablaron de resistencia, de no acobardarse ante el miedo o el odio y pidieron una lucha contra la islamofobia.


"No vamos a dejar que el odio nos intimide", dijo Bilal Rahhal, presidente de la mezquita. "Esta es nuestra ciudad y no vamos a ninguna parte".

Otros hablaron del torrente de simpatía desatado por la tragedia sin sentido y prometieron cuidar al hijo sobreviviente de nueve años, ahora huérfano.


Trudeau expresó sus condolencias al denunciar el "acto de maldad". No hubo palabras para aliviar el dolor de tener tres generaciones “asesinadas en su vecindario”, dijo.


Trudeau reconoció que la islamofobia ha lastimado a la comunidad musulmana-canadiense "demasiadas veces", citando ataques previos, como uno contra la mezquita en la ciudad de Quebec. Debemos elegir una mejor manera, dijo.


“Para esta comunidad, que ha fortalecido a London durante generaciones, y para todos los canadienses musulmanes, estamos con ustedes”, dijo Trudeau. “Cuando alguien nos lastima, cuando alguien ataca a un padre, hijo o abuelo, todos debemos unirnos y decir que no”.

La policía dijo que la familia, que salía a dar un paseo vespertino, fue golpeada cuando un hombre que conducía un Dodge Ram negro se estrelló deliberadamente contra ellos en una acera mientras esperaban para cruzar una intersección en el extremo noroeste de London. El conductor, dijeron los investigadores, apuntó a las víctimas debido a su fe musulmana.


El alcalde de London lo llamó un acto de "asesinato en masa".


La oficina del premier trabajó con la Unidad de Salud Pública de Middlesex-London para enmendar temporalmente ciertas restricciones de COVID-19 para permitir la reunión.


“Nuestro gobierno está trabajando actualmente con la unidad de salud pública local para enmendar temporalmente ciertas restricciones a fin de permitir que la comunidad se reúna de manera segura para llorar y conmemorar a esta familia durante la vigilia de esta noche”, dijo Ivana Yelich.


La Mezquita Musulmana de London dijo que la ciudad y el país están devastados tras el ataque del domingo, que dejó cuatro muertos y envió a un niño de nueve años al hospital.

La familia ha identificado a las víctimas como Salman Afzaal, de 46 años, su esposa Madiha Salman de 44 años, su hija de 15 años Yumna Salman y la madre de Afzaal de 74 años.


En una breve declaración a los medios el martes, el premier Ford calificó el incidente como un "ataque terrorista contra personas inocentes, basado en su fe".


“No hay lugar para eso en Ontario. Somos una comunidad que se mantiene unida y estaremos unidos junto a la comunidad musulmana ”, dijo. “Estamos a su lado, los apoyamos, estaremos hombro con hombro porque esto nunca volverá a suceder en nuestra gran provincia o en nuestro gran país”.

Un portavoz de la oficina del premier dijo que todos los eventos del gobierno provincial se cancelaron para el martes "para ayudar a que la familia y la comunidad tengan el espacio que necesitan para llorar esta devastadora pérdida de vidas".


Decenas de personas acudieron al lugar del ataque el lunes por la noche para rendir homenaje.


La gente lloraba, abrazó y colocó flores alrededor de un poste de luz y un árbol cercano, a un metro de donde el camión subió a la acera.

Rauf Ahmad y tres de sus amigos vieron el creciente tributo en la esquina. El grupo dijo que todos tenían familiares que fueron asesinados en Pakistán por su fe musulmana.


“No pensé que hubiera racismo en Canadá y me sentí muy seguro cuando vine aquí hace dos años, pero no me siento seguro ahora”, dijo Ahmad. "La humanidad es lo primero, no debería importarnos si alguien es musulmán, judío o cristiano".

Nathaniel Veltman, de 20 años, ha sido arrestado y acusado de asesinato por este ataque.



FOTOGRAFÍA SUMINISTRADA POR LA FAMILIA

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL