• Eliana González

Nueva clínica de vacunación COVID-19

Los funcionarios de Toronto dijeron que la Ciudad está preparada para abrir una clínica de vacunación COVID-19 improvisada que se ejecutará en el Centro de Convenciones Metro Toronto (Metro Toronto Convention Centre).



La principal médica de la ciudad, Eileen de Villa, confirmó que comenzará las operaciones dentro de una semana, el lunes 18 de enero.


De Villa dice que muchas personas pasaron demasiado tiempo juntas hasta diciembre, pero agrega, "podemos cambiar esto".


“Puede contraer COVID-19 y sobrevivir, la mayoría de la gente lo hace”, dijo de Villa. "Pero puede contagiar a alguien que no puede y no es justo que alguien deba morir de COVID-19 porque el resto de nosotros no nos esforzamos lo suficiente para evitarlo".

La clínica de vacunación dirigida por Toronto comenzará con trabajadores de primera línea, ofreciendo aproximadamente 250 dosis por día durante tres semanas.


Las segundas dosis se administrarán a las mismas personas de tres a cuatro semanas después.


El alcalde John Tory dijo que este será el primer programa clínico de este tipo en la ciudad.


“La tarea de poner las vacunas a disposición de tres millones de personas requiere pasos iniciales como este”, dijo el alcalde. "Este sitio se centrará en vacunar a las personas designadas por la provincia como las próximas en la línea para la vacuna, incluidos los trabajadores de atención médica de primera línea en nuestro sistema de refugios y los trabajadores de salud pública que trabajarán ellos mismos como inmunizadores COVID-19".


La semana pasada, el director ejecutivo de University Health Network (UHN), el Dr. Kevin Smith, dijo que sus empleados han "agotado su suministro" de vacunas COVID-19, citando la necesidad urgente de más tratamientos con citas que se llenan rápidamente.


El alcalde John Tory ha dicho que la provincia debería actuar para imponer "urgentemente" un bloqueo total similar al implementado durante la primera ola de la pandemia de COVID-19.


“No puedo enfatizar lo suficiente la inmensa cantidad de trabajo que se está realizando dentro del gobierno de su ciudad para ayudar a la provincia a lanzar la vacuna”, dijo Tory.

Dijo que Ontario debería cerrar más negocios, incluidas las grandes tiendas para que la gente tenga "menos lugares a donde ir" y vuelva a restringir sus propias actividades.


Sin embargo, Tory no llegó a pedir un toque de queda y dijo que sería mejor que los residentes se regularan.


El gobierno provincial ha dicho que espera vacunar de manera segura a todos los residentes, trabajadores de la salud y cuidadores esenciales en hogares de atención a largo plazo en las regiones prioritarias de Toronto, Peel, York y Windsor-Essex para el 21 de enero.


Como parte de la Fase 1, la provincia afirmó que hasta la fecha se han entregado 95.000 dosis de Pfizer-BioNTech y casi 53.000 dosis de vacunas Moderna.


El general Rick Hillier ha dicho que se espera un total estimado de más de dos millones de dosis en esta fase.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL