top of page

Nueva variante de Ómicron representa 7% de los casos en Canadá

Las detecciones de la nueva variante altamente transmisible de COVID-19 XBB.1.5 han seguido aumentando en Canadá, pero hasta ahora no parece que estas infecciones estén provocando una enfermedad más grave, dijo el hoy la principal médico de Canadá.


La directora de salud pública de Canadá, la Dra. Theresa Tam, dice que esta nueva variante de Ómicron, que se ha estado propagando rápidamente en los Estados Unidos y Europa ya está circulando en Canadá al menos desde Diciembre.



Estamos viendo un incremento en la proporción de detección de los casos de COVID relacionados con la variante XBB.1.5. esta sub variante está ahora circulando en Canadá, para la semana del 25 de diciembre al 2 de enero representaba el 2.5% de los casos. se proyecta que esta proporción aumentará aproximadamente un 7% para mediados de enero en Canadá. Aunque se espera que la variante X BB crezca aún es incierto si se convertirá en la variante dominante en el país. A nivel nacional el número absoluto de casos no está repuntando en este momento, ni tampoco hay evidencia de que se haya incrementado la severidad con esta u otras nuevas variantes.

XBB.1.5. es un sub linaje de la sub variante XBB de Ómicron y ha sido considerado por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como la variante COVID-19 "más transmisible" hasta el momento.


Los últimos datos de casos muestran que la actividad de COVID-19 continúa fluctuando en todo el país, pero tanto la influenza como el virus respiratorio sincitial (VSR) se han asentado en los niveles estacionales esperados, dijo Tam.


Por otro lado el ministro de salud federal, Jean Yves Duclos, fue adornado en la misma rueda de prensa sobre el llamado del NDP de condicionar los fondos para la salud que están solicitando las provincias a que se comprometan a la no privatización y usar ese dinero para la salud pública.



Todos tenemos diferencias concernientes a la salud pública en este país, pero tenemos una responsabilidad común de apegarnos a la ley de salud. La buena noticia es que todo el mundo reconoce eso, la responsabilidad de cumplir esas obligaciones. Lo han escuchado en los días recientes, necesitamos mantener la financiación pública y asegurarnos que nuestro sistema sea equitativo y accesible para todos, sin importar donde viva esa persona y sin importar cuáles sean sus ingresos o su capacidad para pagar por servicios. Hay formas en las que el gobierno federal se puede asegurar de que esto se cumpla, hay penalidades que pueden ser impuestas, que se han impuesto y que probablemente se sigan imponiendo en el futuro cuando esas obligaciones no son cumplidas por las provincias y territorios. Pero entiendo, basado en nuestras conversaciones recientes, que esas obligaciones son muy bien comprendidas y serán mantenidas en cualquier cambio que las provincias quieran hacer.
4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page