• FABIAN MERLO

Ontario discrimina a refugiados en la obtención de una licencia de conducir

Updated: May 24


El Tribunal de Derechos Humanos de la provincia de Ontario determinó que una política que obliga a muchos refugiados a tener que esperar un año antes de poder pasar un examen de conducción para obtener el permiso de clase G, es «discriminatoria» y «arbitraria», añadiendo que esta política perjudica aún más a los refugiados que ya se enfrentan a la pobreza, a las barreras lingüísticas y a otras dificultades.


Esta decisión es el resultado de las acciones legales emprendidas por un refugiado, Shyesh Al-Turki, quien antes de escapar de Siria debido a la guerra civil, se ganaba la vida como chofer.


Tras llegar a Canadá, él esperaba hacer lo mismo, pero se encontró con un obstáculo burocrático que lo obligó a tener que solicitar la ayuda social en lugar de poder ganarse la vida trabajando detrás de un volante.


Según las normas del Ministerio de Transporte de Ontario, los conductores con experiencia que llegan del extranjero pueden saltarse el período de espera de un año para convertirse en conductores con licencia provincial. Sin embargo, hay una exigencia: los choferes extranjeros deben presentar una carta auténtica que acredite su experiencia como conductores. Obtener este documento en medio de una guerra civil es algo que Al-Turki y los refugiados de muchos países en la misma situación no pueden hacer.


Al-Turki había declarado que no podía viajar a Siria para obtener los documentos que el Ministerio de Transporte de Ontario le exigía, por temor a ser perseguido. Ponerse en contacto con las embajadas y consulados sirios en Canadá también era una medida peligrosa. Además, la mayoría de las oficinas del Gobierno sirio que podían producir el documento solicitado en Canadá habían sido destruidas por la guerra que había asolado su ciudad natal, según la decisión.


Durante un año Al-Turki, su esposa y sus 10 hijos se vieron obligados a vivir de la asistencia social, mientras esperaba ganar su propio dinero una vez obtenida una licencia de clase G. Durante ese período, recibió unos 1.440 dólares de Ontario Works y, debido a su licencia G2, tuvo que pagar una prima mensual más alta en comparación a lo que habría pagado de haber obtenido su licencia G completa.


Tras escuchar el reclamo del refugiado sirio Shyesh Al-Turki, presentada en 2017, el Tribunal de Derechos Humanos de Ontario le dio la razón, estableciendo que determinado que esa política del gobierno provincial es «discriminatoria», «arbitraria» y perjudica aún más a los refugiados, que ya enfrentan barreras importantes.


En la medida en que los refugiados no pueden encontrar empleo y permanecer en la asistencia pública [la política] alimenta el estereotipo de que son una carga financiera para la sociedad».


Como resultado de la decisión, Ontario debe dejar de exigir inmediatamente a quienes cumplen con la definición de «refugiados según la convención» que proporcionen documentación oficial que autentifique su experiencia de conducción en sus países de origen.


La provincia tiene ahora seis meses desde el momento en que se levante la orden de emergencia a causa del Covid-19 para revisar sus políticas y eximir a los refugiados del período de espera de un año.


Hasta entonces, cualquier refugiado según la convención que posea una licencia de conducir de su país de origen está exento del período de espera, siempre y cuando su licencia haya permanecido válida por 24 meses durante los últimos tres años.


El Departamento de Inmigración y Refugiados de Canadá considera como refugiado de acuerdo con la convención si la persona es perseguida a causa de su raza, religión, opiniones políticas, nacionalidad o pertenencia a un grupo social. También puede considerar a alguien como «persona que necesita protección» si el regreso a su país significa que podría correr el riesgo de ser torturado, de morir o de sufrir un castigo cruel e inusual. No está claro si la decisión del tribunal de Ontario podría aplicarse a esa categoría de personas.


Christina Salituro, portavoz del ministerio de Transporte de Ontario declaró que esa entidad está revisando la decisión del Tribunal de Derechos Humanos de la provincia de Ontario y que sería inapropiado comentar ese fallo en este momento.


El ministerio hizo saber previamente que su objetivo principal es mantener la seguridad vial es y que el sistema de licencias en esa provincia ayudaba a resguardarlo.





Ontario es la única provincia que requiere un documento oficial escrito que atestigüe la experiencia de un chofer extranjero para otorgar una licencia de conducir. Otras provincias, como Alberta, Manitoba y Columbia Británica, sólo piden esa documentación cuando el permiso de conducir extranjero carece de información clave, como la fecha de expedición, la fotografía o la fecha de nacimiento.


Mientras tanto, la Comisión de Derechos Humanos de Ontario calificó la decisión de «significativa», diciendo que supervisará la respuesta de la provincia a ese fallo.


Fuente: Rufo Valencia - Radio Canada Internacional - https://www.rcinet.ca/es/2020/05/20/ontario-discrimina-a-refugiados-en-la-obtencion-de-una-licencia-de-conducir/

195 views

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889