• Eliana González

Ontario emite órdenes de emergencia para ayudar a los hospitales

Ontario permitirá que los hospitales transfieran pacientes sin su consentimiento y reasignen a los trabajadores de atención domiciliaria a las instalaciones a medida que el número de pacientes con COVID-19 en las unidades de cuidados intensivos alcance nuevos máximos.


Ontario emite órdenes de emergencia para reforzar la capacidad hospitalaria a medida que aumentan los casos.
Ontario emite órdenes de emergencia para reforzar la capacidad hospitalaria a medida que aumentan los casos COVID-19.

El gobierno emitió dos nuevas órdenes de emergencia el viernes por la noche, que entraron en vigencia de inmediato, para abordar la reducción de capacidad que enfrentan muchos hospitales.


La ministra de Salud, Christine Elliott, dijo que la tercera ola, impulsada por variantes de COVID-19 más transmisibles, ha llevado a los hospitales de la provincia a sus límites y que el gobierno tuvo que actuar.


“Estamos tomando las medidas necesarias con estas herramientas para llegar al punto en el que, a medida que más pacientes ingresen a los hospitales con COVID-19, podremos cuidarlos de manera segura”, dijo en una entrevista.

La medida se produjo horas después de que el primer ministro Doug Ford dijera que aumentar el despliegue de vacunas en la provincia ayudará a abordar la presión sobre los hospitales y que "las cosas se ven realmente muy positivas".


Ontario estableció nuevos récords el viernes tanto para los casos diarios como para el número de pacientes con COVID-19 en cuidados intensivos.


Elliott dijo que la provincia sabía que tenía que ir "un paso más allá" a la luz de los últimos datos.


“Tenemos un sistema de atención médica muy resistente que podemos expandir y tenemos las herramientas para hacerlo con las órdenes de emergencia que se acaban de declarar”, dijo.

Los pacientes solo serán transferidos a un sitio alternativo sin consentimiento cuando un hospital experimente "un evento de aumento repentino" y cuando se pueda garantizar la misma calidad de atención brindada, dijo Elliott.


La provincia ha estado transfiriendo pacientes entre hospitales durante meses para acomodar un número creciente de casos de COVID-19; pero esas transferencias se realizaron con la autorización del paciente.


La provincia y Ontario Health, el organismo que supervisa el sistema de salud, también podrán redistribuir a docenas de trabajadores de organizaciones de atención domiciliaria a hospitales durante un aumento repentino.


Ambas órdenes, que estarán vigentes durante al menos dos semanas, se producen mientras los hospitales de Ontario se preparan para comenzar a reducir las cirugías opcionales y los procedimientos no urgentes la próxima semana para garantizar que tengan la capacidad de tratar a los pacientes con COVID-19.


Elliott dijo que las órdenes y la reducción de las cirugías opcionales podrían aumentar la capacidad de la UCI hasta en 1.000 camas para pacientes. Los hospitales recibieron instrucciones en un memorando de Ontario Health el jueves por la noche para reducir los procedimientos no urgentes a partir del lunes.




FOTOGRAFÍA: FREEPIK

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL