• Eliana González

Ontario listo para evaluar viajeros internacionales

Ontario está considerando una orden para que los pasajeros internacionales que llegan al aeropuerto de Pearson deban someterse a las pruebas de COVID-19 para detectar casos de la variante del Reino Unido y otras cepas más contagiosas del virus que ha matado a casi 6.000 en la provincia.


Los trabajadores se preparan para recibir a los pasajeros en el centro de pruebas COVID-19 en el área de llegadas internacionales del aeropuerto Pearson de Toronto el 26 de enero de 2021.

La medida se debe a preocupaciones de que el gobierno federal no se está moviendo lo suficientemente rápido en las restricciones fronterizas en un momento en que las vacunas escasean y las variantes representan una mayor amenaza para la salud y la capacidad hospitalaria, dijo el miércoles una fuente provincial de alto nivel.


El director médico, el Dr. David Williams, quien expresó su preocupación el lunes por el problema, está considerando seriamente una orden bajo la sección 22 de la Ley de Promoción y Protección de la Salud de Ontario que exige las pruebas, agregó la fuente del gobierno.


Si bien se han detectado al menos 133 "variantes preocupantes" en la provincia y los expertos en salud pública dicen que se están extendiendo en la comunidad, detectar nuevos casos en el extranjero ayudaría a limitar el peligro, dijo la fuente bajo condición de anonimato para discutir las deliberaciones internas.


El premier Doug Ford instó al primer ministro Justin Trudeau el martes a introducir pruebas obligatorias en todos los puntos fronterizos, incluso en tierra, después de que los resultados de un proyecto piloto en Pearson descubrieron que el 2,3 por ciento de los pasajeros internacionales que llegaron y se sometieron a las pruebas voluntariamente desde el 6 de enero fueron positivo para COVID-19.


Más de 6.800 viajeros internacionales fueron evaluados como parte del proyecto piloto, con 146 positivos para COVID y cuatro de ellos con la variante del Reino Unido. Esa tasa de positividad es alta considerando que los pasajeros deben tener una prueba COVID negativa dentro de las 72 horas posteriores a la salida para abordar sus aviones, dijo la fuente provincial.


Pearson se considera una ubicación privilegiada para las pruebas obligatorias porque cada semana llegan 30.000 viajeros internacionales y la infraestructura establecida para las pruebas voluntarias se puede ampliar rápidamente para manejar mayores volúmenes. Las pruebas positivas se examinarían más a fondo en busca de variantes.


Trudeau ha insinuado medidas más fuertes que podrían llegar "sin previo aviso", pero dijo que los funcionarios federales están dispuestos a evitar interrumpir las importaciones de bienes vitales que a menudo llegan a las bodegas de carga de los vuelos de pasajeros.


Pero Ontario parece estar perdiendo la paciencia, y ya se ha culpado a la variante del Reino Unido de un brote rápido y devastador en el asilo de ancianos Roberta Place en Barrie, donde todos menos dos residentes se infectaron y más de 45 murieron.


Public Health Ontario está aumentando su vigilancia para el Reino Unido y otras variantes, incluidas cepas de Sudáfrica y Brasil que aún no se han detectado aquí. Hay informes preliminares de científicos británicos de que la cepa del Reino Unido podría ser un 30% más mortal, pero se necesitan más datos para hacer una determinación precisa.



ARTÍCULO POR: ROB FERGUSON

FOTOGRAFÍA: FRANK GUNN EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN LOCAL

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889