Ontario podría ver un "aumento significativo" en los casos de COVID-19 pronto

Impulsado por una subvariante COVID-19 aún más contagiosa de Ómicron, llamada BA.2, el gobierno de China ordenó el cierre de la provincia de Jilin, hogar de 24 millones de personas.


Ontario podría ver un "aumento significativo" en los casos de COVID-19 pronto.
Ontario podría ver un "aumento significativo" en los casos de COVID-19 pronto.

Los recuentos de casos de China continental son pequeños en relación con otros países (las autoridades informaron el lunes 1.437 casos nuevos); pero en Hong Kong, la variante ha abrumado a la ciudad y, según se informa, muchos hospitales se han visto inundados de pacientes infectados.


¿Debe Ontario estar preocupado por esto?


El epidemiólogo Colin Furness dijo que es difícil saberlo porque Ontario no tiene una idea clara de cuántas personas ya han tenido Ómicron.


“Si muchas personas han tenido Ómicron, BA.2 empeorará las cosas; pero no de manera grave. Si no lo han hecho, podríamos ver un repunte realmente significativo en os casos. Dinamarca está viendo eso, al igual que China, es muy posible que ese sea nuestro futuro; pero es difícil saberlo porque estamos cegados ante la realidad”.

El Ministerio de Salud dijo que hasta ahora no hay evidencia de que BA.2 tenga resultados más graves.


“Si bien existen diferencias genéticas entre BA.2 y BA.1, la información inicial sugiere que, si bien BA.2 es más transmisible que BA.1, no hay diferencias en las hospitalizaciones o la efectividad de la vacuna entre BA.1 y BA.2” dijo la entidad en un comunicado. “Ontario continúa monitoreando la evidencia más reciente sobre BA.2”.

En febrero, el Director Médico de Salud, el Dr. Kieran Moore, dijo que se necesitarán más datos para obtener una imagen completa de la amenaza de BA.2.


“Es algo que creo que a nivel internacional va a necesitar de grandes números para poder saber si hay un aumento de virulencia. Anticipamos que habrá un aumento de la transmisibilidad de BA.2. Estaremos monitoreando la efectividad de la vacuna contra ella; pero no hay nada que nuestros inmunólogos o científicos de Salud Pública de Ontario nos hayan dicho relacionado con preocupación por la evasión de la vacuna con esta cepa".

Furness, sin embargo, advirtió que la decisión del gobierno de Ford de flexibilizar las reglas de uso de mascarillas el 21 de marzo podría empeorar las cosas en lo que respecta a BA.2


“Ser más contagioso significa que las personas que han logrado mantenerse a salvo hasta ahora tendrán más dificultades para seguir de esa manera. Si se combina BA.2 con quitarse las mascarillas, se obtendrá un aumento significativo en los casos”.

Furness dijo que lo que no está claro en este momento es si la subvariante conducirá a hospitalizaciones significativamente más altas en Ontario.


“Habrá un aumento en las hospitalizaciones, podría ser grande, el gran problema es que no sabemos cuánta inmunidad de la población tenemos”.

La líder de la oposición, Andrea Horwath, dijo que le preocupa que el gobierno esté relajando las reglas del COVID-19, como el enmascaramiento, demasiado rápido.


“No tiras la toalla al final de la pelea, te mantienes fuerte hasta el final y eso es lo que nos va ha tocar hacer”.


ARTÍCULO POR: RICHARD SOUTHERN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL

89 views0 comments