google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Pequeñas empresas piden extender plazo de préstamos.

Grupos empresariales de todo Canadá están suplicando al gobierno federal que les conceda más tiempo para pagar los préstamos de emergencia ofrecidos durante la pandemia de COVID-19.

En una nueva carta a la viceprimera ministra y ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, las organizaciones que representan a cientos de miles de pequeñas empresas piden uno o dos años más para pagar sus préstamos de la Cuenta Comercial de Emergencia de Canadá (CEBA).


"Muchas empresas no tuvieron más remedio que aceptar este préstamo debido a circunstancias fuera de su control... Pero con cada día que pasa, los empresarios que han mantenido una fuerza laboral muy considerable, están enfrentando una presión financiera cada vez más abrumadora", dice la carta.


"Ottawa necesita actuar ahora para extender el plazo de pago de CEBA".


El gobierno federal creó CEBA a principios de la pandemia como parte de un conjunto de medidas de ayuda financiera destinadas a mantener a flote a las pequeñas empresas y organizaciones sin fines de lucro frente a los cierres forzosos y las restricciones de salud.


Abierto para solicitudes entre abril de 2020 y junio de 2021, los préstamos fueron aprobados para 898,271 empresas, por un total de $49,200 millones en asistencia federal.


En enero de 2022, a raíz del aumento de la variante de Omicron y las nuevas restricciones, los liberales anunciaron que extenderían el plazo de pago por un año hasta fines de 2023.


Esto significaba que las empresas "al día", tendrían hasta el 31 de diciembre de 2023 para pagar y ser elegibles para la condonación de un tercio de la deuda, hasta $ 20,000 de su préstamo.


En la carta de hoy, firmada por más de 250 cámaras locales de comercio, turismo y grupos de la industria en todo Canadá, indica que si bien el gobierno les dio a las empresas en crisis un salvavidas con estos préstamos, años después, muchas todavía no se han recuperado de la pandemia.


Ahora, las empresas quieren que el plazo de pago se extienda dos años hasta fines de 2025, o al menos un año, mientras mantienen el acceso a la parte condonable de sus préstamos.


4 visualizaciones0 comentarios
bottom of page