• Eliana González

Potencial aumento en enfermedades mentales

Un nuevo estudio sugiere que los canadienses, especialmente las mujeres, enfrentarán un aumento potencialmente explosivo de enfermedades mentales durante años después de que la pandemia de COVID-19 finalmente haya terminado.



A largo plazo, el estudio de Deloitte estima que las visitas a las salas de emergencias por trastornos relacionados con el estrés y la ansiedad aumentarán de uno a tres por ciento de las tasas previas a la pandemia. Además, el estudio estima que entre 6,3 y 10,7 millones de canadienses visitarán a un médico por problemas de salud mental, un aumento enorme del 54 al 163 por ciento sobre los niveles previos a la pandemia.


La firma consultora dice que los gobiernos deberían financiar los servicios de salud mental, los proveedores deberían prepararse para la demanda y las compañías de seguros deberían revisar las opciones de cobertura.


Las estimaciones se basan en un análisis de lo que ocurrió en los años posteriores al incendio forestal de Fort McMurray en 2016, que obligó a la evacuación de 88,000 personas y destruyó más de 2,400 casas en Alberta.


También se basa en un análisis del impacto a largo plazo en los canadienses de la "gran recesión" de 2008-09, un colapso económico global que no fue tan profundo ni tan duradero como el impacto esperado de la crisis de COVID-19 .


El país todavía se ve afectado por la crisis de salud inducida por la pandemia y la crisis económica resultante, pero el estudio advierte que "una crisis de tercer orden" está hirviendo.


La crisis humana incluye resultados educativos más pobres, mayor abuso de sustancias y delincuencia, así como un aumento en la incidencia de enfermedades mentales. El estudio se centra estrictamente en la salud mental porque no había suficientes datos disponibles para analizar los otros impactos sociales, dijo el coautor Matt Laberge, gerente senior de asesoramiento económico de Deloitte.


El mensaje, dijo Laberge, es que una vez que la crisis de salud y económica inducida por la pandemia disminuya, "la tercera crisis de los impactos humanos seguirá con nosotros durante bastante tiempo y la gente necesitará ayuda".


Señaló que los factores que el estudio no analizó, como la interrupción de las oportunidades educativas y el posible aumento del abuso de sustancias, podrían tener un impacto de por vida en algunos canadienses. Particularmente "desgarrador" es el impacto en las mujeres, dijo; pues la pandemia de COVID-19 ha afectado más a los sectores minorista y de servicios, y las mujeres han sido las más afectadas por la pérdida de empleos.


El estudio dice que las mujeres, que ya estaban representadas desproporcionadamente entre los canadienses de bajos ingresos, especialmente las madres solteras, representan el 68 por ciento de los empleos perdidos debido a la pandemia.


Señala que una encuesta de Statistics Canada realizada en abril y mayo descubrió que las mujeres eran más propensas que los hombres a informar que su salud mental era algo o mucho peor desde que comenzó la pandemia en marzo (57 por ciento frente a 47 por ciento). Y tenían más probabilidades de informar que sus necesidades de salud mental no estaban siendo satisfechas.


"Las mujeres son el epicentro del impacto humano de COVID-19", concluye el estudio.

El estudio insta a los gobiernos a movilizar redes de escuelas y guarderías para identificar a las personas que necesitan apoyo de salud mental y dirigirlas a los recursos disponibles. También insta a los profesionales de la salud mental a preparar sus instalaciones para manejar la afluencia de pacientes.


ARTÍCULO POR: JOAN BRYDEN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN SOBRE SALUD

32 views0 comments

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889