google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Presionan al gobierno para que apoye teoría israel sobre ataque a hospital

Los conservadores federales instaron al gobierno de Trudeau a ponerse del lado del aliado más poderoso de Israel, Estados Unidos, quien dijo que las primeras pruebas sugerían que un ataque aéreo israelí no fue el responsable de la explosión en el hospital de Gaza el martes.

Pero la Oficina del Primer Ministro dijo que no tenía nada que decir más allá de lo que el primer ministro tuiteó el martes por la noche sobre la necesidad de "determinar lo sucedido".


El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, intervino a favor de Israel durante una visita relámpago a Tel Aviv el miércoles cuando se reunió con el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu.


"Según lo que he visto, parece que lo hizo el otro equipo, no usted, pero hay mucha gente que no está segura", dijo Biden, citando "datos de su departamento de defensa" como base para su afirmación.


Inmediatamente después de la explosión, el Primer Ministro Justin Trudeau dijo a los periodistas que el bombardeo de un hospital no es legal y era “inaceptable”. No lo atribuyó a las fuerzas israelíes y se limitó a decir que “las noticias que salen de Gaza son horribles y absolutamente inaceptables”.


En el Parlamento, el líder conservador Pierre Poilievre pidió al gobierno que declare públicamente su postura respecto de la “desinformación impulsada por Hamás”, que, según él, fue “amplificada” por Trudeau.


“¿Está de acuerdo con el presidente Biden en que el misil infractor provino de terroristas en Gaza?” —preguntó Poilievre.


La líder de la Cámara Liberal, Karina Gould, evitó una respuesta directa y se limitó a repetir que el gobierno condenaba los ataques terroristas de Hamás contra ciudadanos israelíes.


2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page