Prueba COVID-19 negativa en frontera terreste

Justin Trudeau dice que cualquier persona que llegue a través de la frontera terrestre entre Estados Unidos y Canadá será examinada para detectar COVID-19 y debe producir un resultado negativo al ingresar.


Aquellos que lleguen a Canadá a través de la frontera terrestre de EE. UU. deben presentar una prueba COVID-19 negativa.
Aquellos que lleguen a Canadá a través de la frontera terrestre de EE. UU. deben presentar una prueba COVID-19 negativa.

Esto se hará cumplir a partir del 15 de febrero, anunció Trudeau, la última medida para evitar que COVID-19 se propague dentro de Canadá de personas que viajaron fuera de él.


“A partir del 15 de febrero, cuando regrese a Canadá a través de una frontera terrestre, deberá presentar una prueba de PCR de 72 horas; al igual que los viajes en avión ”, confirmó Trudeau el martes.

Eso es particularmente relevante con múltiples variantes más contagiosas del nuevo coronavirus que ahora circulan, muchas de ellas ya dentro de Canadá.


El gobierno comenzó a exigir a todas las personas que llegaran a Canadá por vía aérea que mostraran una prueba de COVID-19 basada en PCR negativa a principios de enero.


A mediados de enero, Trudeau declaró que la frontera permanecerá cerrada a los viajes no esenciales hasta al menos el 21 de febrero, otra extensión de 30 días a las restricciones vigentes desde marzo pasado.


Pero más personas ingresan al país en un vehículo que en un avión.


Las últimas estadísticas de la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá muestran que desde finales de marzo, 2,9 millones de personas, excluidos los conductores de camiones, ingresaron por un cruce fronterizo terrestre, mientras que 2,4 millones llegaron por avión.


Trudeau dijo que el gobierno federal no puede evitar que los canadienses regresen al país en una frontera terrestre, incluso sin una prueba; pero si no tienen la prueba requerida, pueden recibir una multa de hasta $ 3.000.


Los federales anunciaron hace más de dos semanas que los viajeros que regresen del extranjero tendrán que permanecer en cuarentena en un hotel por mandato federal por hasta tres días por cuenta propia, aunque Trudeau reconoció que solo una fracción de los casos de COVID-19 parece provenir del extranjero.


En una carta dirigida al ministro de transporte y al fiscal general de Canadá, la asociación de libertades civiles exige que Ottawa establezca exenciones de cuarentena y exenciones de tarifas para los canadienses que buscan cuidar a sus seres queridos o recibir tratamiento en el extranjero, en particular personas con estrechos apuros económicos.


Ottawa no ha anunciado cuándo entrarán en vigor las cuarentenas obligatorias de los hoteles, una de las varias medidas destinadas a sofocar la propagación viral en la frontera y disuadir los viajes no esenciales.


Trudeau anunció el 29 de enero que las aerolíneas canadienses habían suspendido los vuelos a México y el Caribe hasta el 30 de abril. Los residentes que eligen volar al extranjero ahora deben presentar resultados negativos de la prueba COVID-19 menos de 72 horas antes de la salida de regreso a su tierra natal.



ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

234 views0 comments