• Eliana González

Regulador bancario propone reglas hipotecarias más estrictas

El regulador bancario de Canadá quiere imponer un umbral más alto para calificar para un préstamo hipotecario; pero la medida podría aumentar los mercados inmobiliarios ya sobrecargados en las semanas previas a que la regla entre en vigencia.


Carteles de venta en Lasalle, Montreal, el 8 de abril de 2021.
Carteles de venta en Lasalle, Montreal, el 8 de abril de 2021.

La Oficina del Superintendente de Instituciones Financieras (OSFI) propone cambios en la prueba de estrés hipotecario para hipotecas no aseguradas que efectivamente requerirían que los prestatarios califiquen a una tasa del 5,25 por ciento en lugar de la tasa de referencia a cinco años del Banco de Canadá de 4,79 por ciento.


Los formuladores de políticas se han enfrentado a llamados a la acción para enfriar un mercado inmobiliario impulsado por las bajas tasas hipotecarias.


Desde que comenzó la pandemia, los precios y las ventas de las viviendas han alcanzado niveles récord en todo el país.


El regulador calificó el estándar más estricto como una "medida proactiva" y dijo que las condiciones del mercado de la vivienda tienen el potencial de poner a los prestamistas en un mayor riesgo financiero.


“Durante los períodos en que la apreciación del precio de la vivienda es muy fuerte y cuando las transacciones se realizan a un ritmo muy alto, esas son condiciones que pueden tender a socavar la sólida suscripción de hipotecas”, dijo Jeremy Rudin, superintendente de OSFI, el jueves.

Bajo las reglas actuales, los prestatarios deben demostrar que pueden hacer sus pagos hipotecarios a una tasa que sea dos puntos porcentuales por encima de su contrato real, o en el punto de referencia del banco central, lo que sea más alto. Con la tasa de interés de un préstamo fijo a cinco años por debajo del 2 por ciento, la tasa del banco central se ha convertido en el umbral mínimo o la tasa mínima de calificación.


El plan de OSFI no se basa en la tasa del Banco de Canadá. Requeriría que los prestatarios califiquen al más alto del 5,25 por ciento, o dos puntos porcentuales por encima de la tasa de su contrato. El regulador dijo que revisaría la tasa de calificación al menos una vez al año para "garantizar que siga siendo adecuada para los riesgos en el medio ambiente".


El plan ahora está abierto para comentarios y OSFI espera implementarlo el 1 de junio.


Es probable que exacerbe la aceleración del mercado durante los próximos meses a medida que los prestatarios se apresuren a calificar a la tasa más baja. "Empeorará la situación; ya que la demanda aumentará a medida que los compradores intenten adelantarse al cambio y acelerará la actividad de compra", dijo Benjamin Tal, economista jefe adjunto de CIBC.


Muchas partes de Ontario, the Maritimes, British Columbia y Quebec han experimentado aumentos de precios del 20 al 35 por ciento durante la pandemia. El precio de una vivienda unifamiliar típica en algunos suburbios de Ontario ha subido al menos 100.000 dólares en tres meses.


Royal Bank of Canada, el mayor prestamista hipotecario del país, dijo que apoya estándares de suscripción más estrictos. "


Sin embargo, algunos economistas dijeron que reglas más estrictas harán poco para desacelerar el mercado. "Esta medida podría tener un leve efecto moderador", dijo el economista jefe de BMO, Douglas Porter. "Pero es poco probable que dé la vuelta a este tren de carga por sí solo".


Se desconoce si el Departamento de Finanzas federal también aumentará su tasa mínima de calificación para hipotecas aseguradas. La ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, dijo que el departamento "examinará de cerca los resultados" de la consulta de OSFI.



ARTÍCULO POR: RACHELLE YOUNGLAI Y JAMES BRADSHAW

FOTOGRAFÍA: CHRISTINNE MUSCHI

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ

MÁS INFORMACIÓN FINANCIERA