• Eliana González

Se conocerán parámetros sobre quedarse en casa

Se espera que el gobierno de Ontario brinde más detalles el miércoles sobre su orden de quedarse en casa recientemente emitida, que entrará en vigencia mañana.DOUG



La provincia dice que publicará los "parámetros legales" para la orden en línea el miércoles y ofrecerá más aclaraciones sobre la medida.


A partir de mañana, los residentes tendrán que quedarse en casa, excepto para fines esenciales, como ir de compras, acceder a atención médica y hacer ejercicio.

La provincia dice que la policía y los oficiales de ordenanzas tendrán el poder de hacer cumplir la orden de quedarse en casa y emitir multas a los infractores, pero no ha dado detalles sobre cómo se desarrollará.


La orden fue anunciada el martes cuando la provincia declaró el estado de emergencia, el segundo de la pandemia de COVID-19, y reveló una serie de nuevas restricciones destinadas a frenar la propagación del virus.


Las restricciones incluyen prolongar la pausa en el aprendizaje en persona en las escuelas en cinco puntos calientes del sur de Ontario: Toronto, Hamilton, Peel, York y Windsor-Essex, hasta el 10 de febrero.

Sin embargo, los centros de cuidado infantil para niños que aún no asisten a la escuela permanecerán abiertos.


El gobierno también ha restringido las horas de operación para los minoristas no esenciales que actualmente ofrecen entrega y recogida en la acera entre las 7 am y las 8 pm, e impuso un límite de cinco personas en las reuniones sociales al aire libre.


Ahora también se recomienda usar una mascarilla al aire libre cuando el distanciamiento físico es difícil.

Las nuevas restricciones se anunciaron horas después de que la provincia publicara proyecciones que muestran que el virus está en camino de abrumar el sistema de salud de Ontario.


Uno de los expertos detrás de las proyecciones dijo que si la tasa de positividad de COVID-19 de la provincia es del cinco por ciento, se reportarán más de 20.000 casos nuevos cada día a mediados del próximo mes.


Si la tasa sube al siete por ciento, eso significa que la provincia verá 40.000 nuevos casos diarios.


Las proyecciones también indican que las muertes por COVID-19 superarán a las de la primera ola de la pandemia a menos que las personas reduzcan drásticamente su contacto con los demás.



EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN LOCAL