• Eliana González

Siguiente fase del plan de recuperación

Desde el comienzo de la pandemia de COVID-19, el Gobierno de Canadá ha puesto a los canadienses en primer lugar. A medida que reiniciamos nuestra economía de manera gradual y segura, el gobierno continúa apoyando a los canadienses en la siguiente fase de la recuperación.


Proyecto Quiet Street en todo su esplendor en Sammon Ave en East York Toronto.La gente usa al máximo la calle de uso mixto / RENE JOHNSTON.

La Viceprimera Ministra y Ministra de Finanzas, Chrystia Freeland, y la Ministra de Empleo, Desarrollo de la Fuerza Laboral e Inclusión de los Discapacitados, Carla Qualtrough, anunciaron cambios en el programa de Seguro de Empleo (EI) y nuevas prestaciones de apoyo a los ingresos que apoyarán mejor a todos los canadienses. También anunciaron que, como preparación para esta transición y para garantizar que continúe el apoyo a los canadienses cuyo empleo se ha visto afectado por la pandemia, la Prestación de Respuesta de Emergencia de Canadá (CERB) se ampliará en cuatro semanas adicionales hasta un máximo de 28 semanas. Esto significa que los numerosos canadienses que esperan agotar sus prestaciones de la CERB a fines de agosto podrán ahora acceder a un mes adicional de apoyo.


A medida que reiniciamos con seguridad nuestra economía, muchos de esos canadienses seguirán necesitando apoyo mientras siguen buscando trabajo. Por ello, el gobierno hará la transición de las personas que han estado recibiendo el CERB a un programa de seguro de empleo (EI) más flexible y generoso para los que califiquen, que les proporcionará características y herramientas adicionales para volver a la fuerza laboral.


Ahora más canadienses, incluidos los que no tenían derecho a recibirlo en el pasado, podrán acceder a él, con lo que más de 400.000 personas se incorporarán al programa. Los beneficiarios del EI tendrán derecho a una prestación imponible de al menos 400 dólares por semana, o 240 dólares por semana en el caso de las prestaciones parentales ampliadas, y las prestaciones regulares tendrán una duración mínima de 26 semanas. El gobierno seguirá colaborando con las provincias y territorios para garantizar que los canadienses que reciben prestaciones del EI tengan acceso a la formación profesional y a ayudas para el empleo, a fin de ayudarles a volver a trabajar.


El gobierno también congelará las tasas de las gratificaciones del seguro de empleo (EI) durante dos años, de modo que los trabajadores y las empresas canadienses no se enfrenten a aumentos inmediatos de los costos y a deducciones de la planilla debido a los gastos adicionales resultantes de la pandemia. Además, para asegurar que los canadienses reciban el apoyo que necesitan en estos tiempos difíciles, implementarán tres nuevos beneficios:

  • La Prestación de Recuperación de Canadá (CRB) proporcionará 400 dólares semanales durante un máximo de 26 semanas a los trabajadores independientes o que no reúnan los requisitos para el EI y que todavía necesiten apoyo a los ingresos y que estén disponibles y buscando trabajo. Esta prestación apoyará a los canadienses cuyos ingresos hayan disminuido o no hayan sido devueltos debido a COVID-19. La prestación permitirá que los canadienses obtengan más ingresos mientras estén solicitando empleo, e incluirá vínculos con el Job Bank, el servicio nacional de empleo del Canadá, con herramientas de planificación de la carrera para quienes buscan empleo. Además, el Gobierno trabajará con las provincias y territorios para compartir información a fin de asegurar que los canadienses tengan acceso a herramientas y oportunidades de capacitación para volver con éxito a la fuerza de trabajo.


  • La Prestación de Recuperación de Enfermedad de Canadá (CRSB) proporcionará 500 dólares por semana durante un máximo de dos semanas, para los trabajadores que estén enfermos o deban aislarse por razones relacionadas con COVID-19.


  • La Prestación de Cuidados de Recuperación de Canadá (CRCB) destinará 500 dólares por semana durante un máximo de 26 semanas por hogar, para los canadienses que reúnan los requisitos y que no puedan trabajar por tener que cuidar de ellos: como un niño menor de 12 años debido a los cierres de escuelas o guarderías a causa de COVID-19, un miembro de la familia con una discapacidad, un dependiente porque su centro de atención está cerrado debido a COVID-19, un niño o un miembro de la familia con una discapacidad o un dependiente que no asiste a la escuela, a la guardería o a otros centros de atención por consejo de un profesional médico debido a que está en alto riesgo si contrae COVID-19.


El Gobierno tiene la intención de introducir nueva legislación para apoyar la aplicación de los nuevos beneficios.


Al volver al programa del seguro de empleo (EI) e introducir nuevos beneficios complementarios de recuperación, estamos asegurando que los canadienses tengan acceso a mejores apoyos que les ayudarán en la siguiente fase de nuestra recuperación. A medida que reiniciemos nuestra economía de manera gradual y segura, el Gobierno de Canadá seguirá poniendo a los canadienses en primer lugar, para que podamos avanzar y construir un Canadá que funcione para todos.



ARTÍCULO POR: EMPLEO Y DESARROLLO SOCIAL CANADÁ

FOTOGRAFÍA: RENE JOHNSTON EDICIÓN: ELIANA GONZÁLEZ


MÁS INFORMACIÓN NACIONAL

Contact Us

  • Facebook
  • Instagram
  • YouTube

©2020 by OndasFM. All Rights Reserved.

4950 Yonge Street  Unit C8   Toronto, ON

 

info@ondasfm.ca

+1(416) 700-8889