google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Soledad, la nueva epidemia de salud pública



La soledad generalizada en Estados Unidos plantea riesgos para la salud comparables a fumar una docena de cigarrillos al día, y cuesta miles de millones de dólares anuales a la industria de salud, indicó el martes el director de Salud Pública de Estados Unidos al declarar una nueva epidemia de salud pública.


En torno a la mitad de los adultos estadounidenses dicen que han experimentado soledad, dijo el doctor Vivek Murthy en un reporte de 81 páginas de su oficina.


“Ahora sabemos que la soledad es un sentimiento común que experimenta mucha gente. Es como la sed o el hambre. Es una sensación que nos transmite el cuerpo cuando falta algo que necesitamos para sobrevivir”, explicó Murthy a The Associated Press en una entrevista. “Millones de personas en Estados Unidos sufren en la sombra, y eso no está bien. Por eso emití este aviso para retirar el velo sobre una lucha que experimenta demasiada gente”.


La declaración oficial pretende concienciar sobre la soledad pero no desbloqueará financiamiento federal ni programas dedicados a combatir el problema.


Los estudios demuestran que los estadounidenses, que en las últimas décadas han reducido su implicación con templos, organizaciones comunitarias e incluso sus propios familiares, han reportado de forma continuada un aumento en la sensación de soledad. Además, el número de hogares individuales se ha multiplicado por dos en los últimos 60 años.


Pero la crisis se agravó de forma drástica con la expansión del COVID-19, que obligó a cerrar escuelas y centros de trabajo y dejó a millones de personas en el país aisladas en su casa lejos de parientes y amigos.


La gente redujo sus grupos de amistades durante la pandemia del coronavirus y el tiempo que pasaba con esos amigos, indicó el reporte de salud pública. Los estadounidenses pasaban unos 20 minutos al día en persona con amigos en 2020, frente a los 60 minutos diarios de casi dos décadas antes.


La epidemia de soledad golpea con especial dureza a los jóvenes entre 15 y 24 años. Ese grupo reportó un descenso del 70% en el tiempo pasado con amigos en ese mismo periodo.


La soledad incrementa el riesgo de muerte prematura en casi un 30%, y el reporte señaló que las personas con relaciones sociales escasas también corrían más riesgo de apoplejía y enfermedad cardiaca. El aislamiento también eleva las probabilidades de que una persona sufra depresión, ansiedad y demencia.



2 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page