google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Venezuela y Guyana acuerdan no usar la fuerza en Esequibo

Nicolás Maduro e Irfaan Ali se reunieron ayer por la tarde en Kingstown, la capital de San Vicente y las Granadinas. El objetivo del encuentro era transmitir el mensaje de que "el diálogo está abierto entre las dos naciones".

El Primer Ministro del país anfitrión, Ralph Gonsalvez, leyó una declaración conjunta en la que ambos Estados acordaban proseguir el diálogo.


Guyana y Venezuela "acordaron que directa o indirectamente no se amenazarán, ni utilizarán la fuerza mutuamente en ninguna circunstancia, incluidas las derivadas de cualquier controversia existente entre ambos Estados", indicó parte de una declaración conjunta leída por Ralph Gonsalves, primer ministro de San Vicente y las Granadinas, sede del encuentro.


También "acordaron que cualquier controversia entre los dos Estados se resolverá de conformidad con el derecho internacional, incluido el Acuerdo de Ginebra", añadió el escrito.


Los mandatarios cerraron con un estrechón de manos una reunión de unas dos horas en San Vicente y las Granadinas, promovida por la Comunidad de Estados Latinoamericanos y del Caribe (CELAC) y la Comunidad del Caribe (CARICOM), con apoyo de Brasil.


Antes de la lectura de la declaración conjunta, el presidente Ali, que acudió a la cita con un brazalete con el mapa del Esequibo, insistió en el derecho de su país a explotar su "espacio soberano".


"Guyana no es el agresor, Guyana no está buscando la guerra, Guyana se reserva el derecho de trabajar con nuestros aliados para garantizar la defensa de nuestro país", señaló Ali en una rueda de prensa posterior, sin ceder en su posición sobre el diferendo.


"Guyana tiene todo el derecho (...) a facilitar cualquier inversión, cualquier sociedad (...), la expedición de cualquier licencia y el otorgamiento de cualquier concesión en nuestro espacio soberano".


La reunión se realizó en medio de una creciente preocupación por los duros cruces de declaraciones entre ambos mandatarios por el Esequibo, una zona de 160.000 km2 rica en petróleo y en recursos naturales que administra Georgetown y reclama Caracas.


Maduro, cuya delegación viajó a San Vicente y Granadinas con un mapa de Venezuela que incluye el Esequibo como parte de su territorio, celebró la "victoria del diálogo" a su llegada al país la noche del jueves.


"Fue una jornada fructífera, intensa, por momentos tensa, pero donde pudimos hablar con la verdad", dijo Maduro desde el aeropuerto internacional de Maiquetía, que sirve a Caracas.

3 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page