google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Las UCI de Ontario tendrán dificultades para responder al aumento invernal de casos de COVID-19

El ya agotado sistema de UCI de Ontario "tendrá problemas para responder" a un aumento previsto de casos de COVID-19 en invierno, advirtió la Junta de Ciencias de Ontario en sus nuevas proyecciones sobre el virus.


Las UCI de Ontario tendrán dificultades para responder al aumento invernal de casos de COVID-19.
Las UCI de Ontario tendrán dificultades para responder al aumento invernal de casos de COVID-19.

Incluso sin tener en cuenta la propagación de la nueva variante, Ómicron, la Junta proyecta que la ocupación de las UCI probablemente aumentará a 250-400 camas en enero, lo que pondrá a los hospitales bajo presión para mantenerse al día.


"Las UCI de Ontario han estado bajo una presión sin precedentes y tendrán problemas para responder a otro aumento de pacientes", escribió la Junta.


La organización dijo que la tensión se ve agravada por una "crisis creciente" en la dotación de personal para pacientes de cuidados intensivos, lo que lleva a altos niveles de agotamiento.


"A pesar de las nuevas camas y la gestión sólida, las UCI se enfrentarán al desafío de responder a cualquier nuevo aumento de pacientes debido a las limitaciones de personal".

La Junta dijo que la variante Delta sigue siendo la cepa dominante en Ontario; pero si la variante Ómicron se afianza, "probablemente impulsará los casos de COVID-19 por encima de las proyecciones actuales".


En las últimas proyecciones, la Junta proyecta que los casos podrían aumentar a 3.000 por día a mediados de enero si no hay cambios en el comportamiento público y que el 30 por ciento de los niños de 5 a 11 años estarán vacunados para fines de diciembre.


Esas cifras se reducen drásticamente si el 50 por ciento de los niños de ese grupo de edad se vacunan para fines de diciembre, y aún más si se implementan medidas adicionales de salud pública.



La Junta señala que "la eficacia de la vacuna en Ontario sigue siendo muy alta; pero la experiencia en otros países sugiere que necesitaremos reforzar la inmunidad con terceras dosis".


“Para controlar los casos y el impacto en nuestro sistema de salud, necesitamos aumentar la vacunación (particularmente en los niños de 5 a 11 años) y continuar utilizando medidas de salud pública para reducir la transmisión en este momento”.

En una serie de tweets anunciando las nuevas proyecciones, la Junta trató de equilibrar lo ominoso con lo optimista.


“No podemos predecir Ómicron con precisión, pero es casi seguro que nos golpeará fuerte y rápido. Esto es clave: SABEMOS qué hacer. Las mismas medidas que nos protegieron vs Delta nos protegerán de Ómicron: enmascaramiento, ventilación, reducción de contactos. No estamos de vuelta en el punto de partida".

El director médico de salud de Ontario, el Dr. Kieran Moore, calificó el martes las nuevas proyecciones como "desconcertantes"; pero dijo que los peores resultados se pueden prevenir.


“Nuestro destino está en nuestras manos: podemos lavarnos las manos, mantener la distancia, ponernos una mascarilla y encontrar la clínica más cercana en donde podamos recibir vacunas seguras y efectivas. A pesar de que estas proyecciones sean desconcertantes, creo que podemos prevenir el gran impacto si nos adherimos a todos los conceptos básicos que hemos puesto en práctica en los últimos meses de esta pandemia", dijo, y aconsejó a los habitantes de Ontario que se mantengan atentos al lavado de manos, el uso de mascarillas y a la vacunación.


ARTÍCULO POR: MICHAEL TALBOT

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


Recent Posts

See All

Comments


bottom of page