google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Murió Taylor Hawkins, baterista de los Foo Fighters, a los 50 años

Taylor Hawkins, durante 25 años baterista de los Foo Fighters y mejor amigo del líder Dave Grohl, murió durante una gira sudamericana con la banda de rock. Tenía 50 años.


Taylor Hawkins de los Foo Fighters se presenta en el Innings Festival, en Tempe Beach Park, el sábado 26 de febrero de 2022 en Tempe, Arizona.
Taylor Hawkins de los Foo Fighters se presenta en el Innings Festival, en Tempe Beach Park, el sábado 26 de febrero de 2022 en Tempe, Arizona.

No hubo detalles inmediatos sobre cómo murió Hawkins, aunque la banda dijo en un comunicado el viernes que su muerte fue una “pérdida trágica y prematura”.


Foo Fighters estaba programado para tocar en un festival en Bogotá, Colombia, el viernes por la noche. El concierto final de Hawkins fue el domingo en otro festival en San Isidro, Argentina.


“Su espíritu musical y su risa contagiosa vivirán con todos nosotros para siempre”, decía un mensaje en la cuenta oficial de Twitter de la banda que también se envió por correo electrónico a los periodistas. “Nuestros corazones están con su esposa, hijos y familia”.


El gobierno municipal de Bogotá emitió un comunicado el sábado diciendo que el centro de emergencia de la ciudad había recibido un informe de un paciente con "dolor en el pecho" y envió una ambulancia, aunque una ambulancia privada ya había llegado al hotel en el norte de Bogotá.


Los trabajadores de la salud intentaron reanimarlo; pero no pudieron hacerlo. Dijeron que la causa de la muerte estaba bajo investigación.


Después de Grohl, Hawkins fue el miembro más reconocido del grupo, apareciendo junto al cantante principal en entrevistas y desempeñando papeles destacados, generalmente cómicos, en los videos memorables de la banda y su reciente película de comedia de terror, "Studio 666".


Hawkins era el baterista de gira de Alanis Morissette cuando se unió a los Foo Fighters en 1997. Tocó en los álbumes más grandes de la banda, incluidos "One by One" e "In Your Honor", y en sencillos exitosos como "My Hero" y "Best of You".


En el libro de 2021 de Grohl "The Storyteller", llamó a Hawkins su "hermano de otra madre, mi mejor amigo, un hombre por el que recibiría una bala".

“Desde el primer encuentro, nuestro vínculo fue inmediato y nos hicimos más cercanos cada día, cada canción, cada nota que tocamos juntos”, escribió Grohl. “Estamos absolutamente destinados a serlo, y estoy agradecido de habernos encontrado en esta vida”.

Es la segunda vez que Grohl experimenta la muerte de un compañero de banda cercano. Grohl era el baterista de Nirvana cuando Kurt Cobain murió en 1994.


En el festival donde Foo Fighters estaba programado para presentarse, la noticia de la muerte se filtró lentamente, dijo Diego Báez, un fanático de 33 años.


Un organizador del concierto anunció por primera vez que la actuación se había cancelado por razones médicas. Minutos después, los fanáticos se enteraron por las redes sociales de la muerte de Hawkins.


Una pantalla proyectó las palabras “Taylor Hawkins por siempre” mientras sonaba la canción “My Hero”.


Nacido en Fort Worth - Texas en 1972, Oliver Taylor Hawkins se crió en Laguna Beach, California. Tocó en la pequeña banda Sylvia del sur de California antes de conseguir su primer gran concierto como baterista del cantante canadiense Sass Jordan.


Hawkins afirmó en 2019 que sus primeras influencias en la batería incluían a Stewart Copeland de The Police, Roger Taylor de Queen y Phil Collins, de quien dijo que era “uno de mis bateristas favoritos”.


Cuando pasó dos años a mediados de la década de 1990 tocando la batería para Morissette, se inspiró principalmente en la interpretación de Stephen Perkins de Jane's Addiction.


Él y Grohl se conocieron en el backstage de un espectáculo cuando Hawkins todavía estaba con Morissette. La banda de Grohl tendría una apertura poco después cuando el entonces baterista William Goldsmith se fuera. Grohl llamó a Hawkins, que era un gran fanático de Foo Fighters, y él aceptó de inmediato.


“No tengo miedo de decir que nuestro encuentro casual fue una especie de amor a primera vista, que encendió una 'llama gemela' musical que aún arde hasta el día de hoy”, escribió Grohl en su libro. “Juntos, nos hemos convertido en un dúo imparable, dentro y fuera del escenario, en busca de cualquier aventura que podamos encontrar”.

Hawkins apareció por primera vez con la banda en el video de 1997 de la canción más popular de los Foo Fighters, "Everlong", aunque aún no se había unido al grupo cuando se grabó la canción. Sin embargo, continuaría con versiones épicas cientos de veces como el clímax de los conciertos de los Foo Fighters.


En otro punto culminante de los shows en vivo del grupo, Grohl se ponía detrás de la batería y Hawkins tomaba el micrófono para cantar una versión de "Somebody to Love" de Queen.


"La mejor parte de llegar a ser el cantante principal de los Foo Fighters solo por una canción es que realmente tengo al mejor baterista de rock 'n' roll del planeta tierra", dijo Hawkins antes de la canción en un concierto el 18 de marzo en Chile.

Hawkins también coprotagonizó la película de comedia de terror "Studio 666", estrenada recientemente por los Foo Fighters, en la que una fuerza demoníaca en una casa donde se aloja la banda se apodera de Grohl y lo convierte en un asesino. Hawkins y los demás miembros de la banda son asesinados uno por uno. La premisa surgió de su trabajo en su décimo álbum de estudio en una casa en Los Ángeles.


También tocó la batería y cantó para el trío de proyectos paralelos Taylor Hawkins and the Coattail Riders. Ellos lanzaron un álbum, "Get the Money", en 2006.



ARTÍCULO POR: ANDREW DALTON EDICIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ MÁS INFORMACIÓN SOBRE EL MUNDO DEL ESPECTÁCULO

24 views0 comments

Comments


bottom of page