google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Progresa el despeje de las protestas en Ottawa

La policía dijo que 47 personas han sido arrestadas y se logró un "progreso muy importante" para despejar a los manifestantes del corazón del centro de la ciudad de Ottawa el día sábado.


Progresa el despeje de las protestas en Ottawa.
Progresa el despeje de las protestas en Ottawa.

El jefe de policía interino Steve Bell dijo que, por su seguridad, los oficiales ahora usan cascos y empuñan bastones después de enfrentar un "aluvión de resistencia" de los manifestantes que se negaron a atender las repetidas solicitudes de despejar el área que han ocupado durante casi cuatro semanas.


Bell dijo que los oficiales no tenían más remedio que usar más fuerza después de que los manifestantes atacaron a los oficiales un día antes e intentaron hacer tropezar a un caballo de la policía.


“En un momento, un manifestante encendió una bengala”, dijo Bell. “Los agentes utilizaron un irritante químico, también conocido como gas pimienta, para dispersar a los manifestantes ilegales que se resistían a las órdenes policiales”.

La policía dijo que hizo un arresto antes del mediodía, cuando un manifestante “lanzó una bombona de gas”. Se realizaron otros arrestos de manifestantes que vestían chalecos antibalas con granadas de humo y fuegos artificiales.


“Se localizaron y confiscaron granadas de humo y fuegos artificiales adicionales en un vehículo en Wellington”, dijo la policía.

Si bien la policía negó haber usado gases lacrimógenos contra los manifestantes en algún momento, confirmaron el uso de un arma ARWEN el sábado por la noche para detener lo que dijeron que eran las "acciones violentas" de los manifestantes que supuestamente agredían a los oficiales. La policía dijo que no estaban al tanto de ninguna lesión reportada.


Los 47 arrestos elevan a 170 el número total de manifestantes detenidos desde que comenzó la operación. La policía dijo que ha remolcado 38 vehículos desde el viernes y que ha despejado un tramo de la calle Wellington.


Tom Marazzo, un vocero autoproclamado de la protesta de Ottawa, dijo en una conferencia de prensa que los camioneros estaban preparados para irse si la policía quitaba las barreras que les permitirían repostar sus camiones. Dijo que la policía no había respondido a la solicitud.


Hablando desde un hotel de Ottawa, Marazzo dijo que los camioneros “se retirarían, se reagruparían y decidirían el próximo curso de acción”, insistiendo en que los manifestantes han sido pacíficos y acusando a los oficiales de conducta violenta.


“Como movimiento, hemos optado por retirarnos pacíficamente de las calles de Ottawa”, dijo. “No hay nada que ganar siendo brutalizados por la policía, simplemente nos reagruparemos como un movimiento de base.

Bell no quiso establecer un cronograma en el que terminaría esta operación.


“Hemos sido claros desde el principio, esta es una operación extremadamente grande y compleja. El progreso debe medirse, debe ser metódico, seguro y legal”, dijo. “Estaremos involucrados en esto hasta que termine”.

Adicionalmente, Bell volvió a expresar su preocupación por la presencia de niños en la primera línea de las manifestaciones.


“Lamentablemente, nuevamente vimos que niños pequeños eran llevados a la manifestación ilegal y al frente de nuestra operación policial”, dijo. “Esto es peligroso y está poniendo en riesgo a los niños pequeños”.

Children's Aid Society of Ottawa dijo en un comunicado que tiene equipos preparados en caso de que algún niño corra un riesgo inminente o se separe de sus padres durante la acción policial; pero aún no ha tenido que intervenir en las manifestaciones.


A medida que se desarrolla la acción policial, la sociedad dijo que los padres deben hacer planes de cuidado alternativos en caso de que no puedan cuidar a sus hijos.


Mientras tanto, una jueza de Ottawa dijo que decidirá el martes si concede la libertad bajo fianza a la organizadora de las protesta Tamara Lich. La mujer de 49 años fue acusado de asesoramiento para cometer actos malintensionados en relación con las protestas que han afectado a Ottawa durante más de tres semanas.


El viernes por la noche, Bourgeois liberó a otro organizador de la protesta, Chris Barber, con una fianza de $ 100,000 y condiciones para que abandone Ontario el próximo miércoles y no respalde públicamente el convoy ni tenga ningún contacto con los otros principales organizadores de la protesta.


Se espera que otro destacado organizador de protestas, Patrick King de Alberta, comparezca en una audiencia de fianza a principios de la próxima semana después de que la policía lo arrestara el viernes.


Como en semanas anteriores, algunas protestas en solidaridad con los manifestantes de Ottawa se desarrollaron en otras partes del país.


En British Columbia, la Agencia de Servicios Fronterizos de Canadá anunció que el cruce fronterizo entre Canadá y EE. UU. más concurrido, utilizado por los camioneros de la provincia, estaba experimentando una interrupción del servicio debido a la actividad de protesta en el área.


Dijo que el puerto de entrada del Pacific Highway permanece abierto; pero aconsejó a los viajeros que utilicen una ruta alternativa. La RCMP dijo que se había cerrado una carretera arterial cerca del cruce fronterizo y que se bloqueó el acceso a la frontera como medida preventiva para ayudar a garantizar la seguridad pública.


En Quebec, miles de manifestantes se reunieron en la legislatura provincial para participar en una manifestación inspirada en la protesta del Freedom Convoy. Se podían escuchar bocinas cuando un convoy de camionetas y automóviles circulaban cerca de la legislatura. El gobierno de Quebec ya anunció la eliminación gradual del uso de su pasaportes de vacunas y tiene la intención de retirar la mayoría de las medidas de salud de COVID-19 antes del 14 de marzo.


Los manifestantes en Fredericton, NB, también organizaron otra manifestación contra el mandato, en la ciudad y la policía dijo que la multitud llegó a unas 100 personas en el punto álgido de la protesta.


La organizadora Adie Pearson de Hampton, NB, dijo que la manifestación fue un esfuerzo por mantener el impulso.


“Tuvimos un mitin aquí el fin de semana pasado y se suponía que iba a ser sin parar; pero se apagó a lo largo de la semana, así que decidimos reunir a algunas personas más aquí hoy”, dijo. “Todos estamos aquí con el objetivo común de defender nuestros derechos humanos. Todos estamos aquí para acabar con los mandatos”.

Pearson le dijo a la multitud que planea viajar a Ottawa la próxima semana y alentó a otros a hacer lo mismo.



EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


17 views0 comments

Comments


bottom of page