google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

Trudeau denuncia las acciones de los manifestantes mientras continúan las protestas en Ottawa

El primer ministro Justin Trudeau condenó una vez más las acciones de los manifestantes durante un debate de emergencia en la Cámara de los Comunes, diciendo que el bloqueo y los manifestantes violentos no son la opción indicada a la hora de protestar.


El primer ministro Justin Trudeau condenó una vez más las acciones de los manifestantes durante un debate de emergencia en la Cámara de los Comunes.
El primer ministro Justin Trudeau condenó una vez más las acciones de los manifestantes durante un debate de emergencia en la Cámara de los Comunes.

En su primera vez en la Cámara de los Comunes desde antes de las vacaciones de invierno, Trudeau dijo el lunes por la noche que los canadienses eligieron la ciencia y las vacunas cuando reeligieron a su gobierno, y reconoció que “todos estamos cansados ​​de esta pandemia”, pero dijo que la brutalidad y el odio deben cesar.


También dijo que el gobierno federal proporcionaría los recursos necesarios para hacer frente a las protestas.


“Esta noche, estamos aquí porque nuestra democracia está funcionando”, declaró Trudeau. “Esta pandemia ha sido horrible para todos los canadienses. Pero los canadienses saben que la forma de superarlo es seguir escuchando a la ciencia, seguir apoyándose unos en otros y seguir estando ahí el uno para el otro”.

La Cámara de los Comunes reanudó sus sesiones el 31 de enero; pero Trudeau estaba en periodo de auto-aislamiento después de dar positivo a COVID-19.


Los manifestantes han dicho que no se irán hasta que se levanten todos los mandatos de vacunación y las restricciones relacionadas con el COVID-19. También pidieron la destitución del gobierno de Trudeau, aunque solo es responsable de algunas de las medidas, la mayoría de las cuales fueron implementadas por los gobiernos provinciales.


El primer ministro dijo que las protestas no son la forma de superar la pandemia y agregó que debemos estar unidos “en la lucha contra el virus”, reiterando que las vacunas ayudarán a los canadienses a superar este momento difícil.


“Este es un momento para anteponer los intereses nacionales a los intereses partidistas”, dijo Trudeau. “Seguiremos siguiendo los consejos de salud pública. Continuaremos siguiendo la ciencia… Sé que la gente está cansada”.

El Ayuntamiento de Ottawa votó para solicitar formalmente al gobierno federal que asuma la responsabilidad de la seguridad pública en el recinto parlamentario. Están pidiendo a la RCMP que se haga cargo de la situación para que la policía local pueda regresar a otras comunidades residenciales.


Trudeau dijo que si bien estas medidas de salud pública no son para siempre, el respeto mutuo “tiene que estar aquí para quedarse”.


Un día después de que la ciudad declarara el estado de emergencia, el alcalde de Ottawa, Jim Watson, solicitó casi 2.000 policías adicionales para ayudar a sofocar las estridentes manifestaciones nocturnas organizadas por el “Convoy de la libertad”, que ha utilizado cientos de camiones estacionados para paralizar las calles de la capital canadiense.


Watson dijo que estos son tiempos complejos y sin precedentes para su ciudad, y le dijo al consejo el lunes que lo que inicialmente comenzó como una protesta pacífica se convirtió en un asedio del centro de la ciudad por parte de los manifestantes contra el mandato de vacunación.


“Esta declaración notifica a nuestros residentes que haremos todo lo que esté a nuestro alcance para recuperar las calles de Ottawa de la actividad delictiva y el vandalismo que han plagado nuestra ciudad durante los últimos nueve días”, dijo Watson.

Las protestas también enfurecieron a las personas que viven en el centro de la ciudad, incluidos los vecindarios cercanos a Parliament Hill, sede del gobierno federal.


El jefe de policía de Ottawa, Peter Sloly, calificó la manifestación como una “protesta sin precedentes nunca vista en Canadá” y reconoció que las autoridades no planearon que durara más de tres días.


La policía de Ottawa también estaba investigando un incendio en un edificio de apartamentos que aparentemente fue originado por los manifestantes.


Matías Muñoz dijo que los residentes del edificio al sur de Parliament Hill ya estaban desesperados el sábado por la noche cuando el ruido de la protesta retumbó en sus hogares por novena noche consecutiva.


Cuando bajó las escaleras el domingo por la mañana, Monoz dijo que la alfombra y el piso estaban carbonizados, y que había ladrillos ennegrecidos para encender fuego esparcidos por el vestíbulo.


La semana pasada Trudeau condenó la “retórica de odio” de aquellos en el convoy, diciendo, “la libertad de expresión, reunión y asociación son piedras angulares de la democracia. El simbolismo nazi, las imágenes racistas y la profanación de los monumentos de guerra no lo son”.


Todo debido a que aparecieron fotos de una bandera con una esvástica ondeando durante el mitin y a que el personal de un refugio para personas sin hogar en Ottawa dijo que los manifestantes los acosaron el fin de semana pasado, exigiendo comida de la cocina del refugio.


“No nos intimidan los que insultan y abusan de los trabajadores de las pequeñas empresas y roban comida a las personas sin hogar”, dijo Trudeau. “Para los responsables de este comportamiento, debe detenerse”.


ARTÍCULO POR: LUCAS CASALETTO

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


52 views0 comments

Recent Posts

See All

Comments


bottom of page