google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0 google.com, pub-9826011386271019, DIRECT, f08c47fec0942fa0
top of page

La salud mental de la humanidad sigue en deterioro a causa de las crisis mundiales

El aumento de COVID-19 condujo rápidamente a una crisis de salud mental paralela que parece estar empeorando en el tercer año de la pandemia mundial.


La salud mental de la humanidad sigue en deterioro a causa de la pandemia del COVID-19.
La salud mental de la humanidad sigue en deterioro a causa de la pandemia del COVID-19.

En una encuesta realizada por el Centro de Adicciones y Salud Mental (CAMH), alrededor del 25,1 por ciento de los 1.004 participantes informaron sentir ansiedad de moderada a severa, mucho más que el 19,1 por ciento informado el año anterior. Se observaron aumentos similares en las métricas de depresión y soledad.


La socióloga Dra. Marisa Young dijo que hacer frente a múltiples crisis globales, desde incendios forestales hasta protestas y guerras, en el contexto de una pandemia ya desastrosa, es una dura prueba para la resistencia psicológica de las personas.


“Es casi como si nos hubiéramos roto mentalmente y aún no hubiéramos tenido tiempo para rehabilitarnos de ese desafortunado evento”, dijo Young. “Hemos llegado a ese punto en el que no tenemos los mismos recursos para enfrentarlo [como antes]… nos han empujado a ese umbral de fortaleza psicológica y tolerancia, dado todo lo que hemos soportado en el pasado dos años y medio."

Young dijo en su investigación que hay dos conjuntos de recursos o acciones que resultan más efectivos cuando se trata de hacer frente a numerosos factores simultáneos que causan angustia psicológica.


Recuperando el control:


Young dijo que cuando sientes que te falta control sobre lo que está sucediendo en tu vida o en el mundo, tiene un efecto negativo en la salud mental.


“En este momento, con todo lo que sucedió con el COVID-19 y lo que sucedió en Ucrania, o lo que sucedió con los eventos recientes con las ocupaciones en Toronto y Ottawa, así como en todo el país, creo que nos sentimos muy fuera de control”, dijo.

Young dijo que el primer paso para fortalecer su salud mental es recuperar esa sensación de control.


“Para tratar de recuperar esa sensación de control o dominio realmente psicológico, haga una pausa reflexiva sobre las cosas que puede y no puede controlar… Yo diría que esto es particularmente en el dominio contenido muy local de uno”, aconsejó.

Ella dijo que el fin de los mandatos provinciales de mascarillas es un buen ejemplo.


“Ahora no tienes control sobre si vas a un lugar en el interior y te sientes cómodo o no con otras personas que no usan máscaras. Y desafortunadamente, el único control que podemos tener es usar una máscara sí sentimos que queremos usar una”, dijo. “Así que esas son las cosas a las que realmente tenemos que aferrarnos y reconocer… recurrir a esas cosas más pequeñas o eventos más pequeños en los que podemos tomar ese control”.

Además, sugiere tomarse el tiempo para evaluar si su acción o inacción en una situación cambiaría el resultado.


“[Piense en] ¿habría sucedido esto independientemente de mi nivel de intervención?, ¿O es algo por lo que realmente debería enfadarme y preocuparme porque eso marcará la diferencia”, dijo. “El componente de preocupación es algo que se puede reducir con una sensación de control”.

De igual forma, aconseja hacerse cargo de la información que absorbe a través de diversos medios.


“Si cuelgas el teléfono te aseguras de tener el control de eso, en lugar de dejar que la información te inunde", te ayudará a sentir que estás tomando el control de la situación.

Reencuentro con la sociedad:


Young dijo que la pandemia requirió distanciamiento y aislamiento, lo que a menudo obligó a las personas a hacer frente a varios factores estresantes por su cuenta. Si bien las formas electrónicas de comunicación pueden ayudar, no son un reemplazo a largo plazo de lo real.


Ahora que se están levantando los mandatos y la sociedad se está reabriendo, Young dijo que es importante volver a comprometerse con nuestras comunidades.


“En lugar de aislarse para ver las noticias y ver todas las imágenes y circunstancias devastadoras, vuelva a conectarse con las personas”, dijo. “Incluso si todavía estás hablando de ciertos eventos, lo estás haciendo con otros y hay una sensación de comodidad y apoyo allí”.

Young también advierte que no se debe poner toda la responsabilidad en uno mismo o en los demás para "arreglarse" a través del cuidado personal, un concepto que ha ganado popularidad en los últimos años.


Si bien tiene su lugar como una estrategia de salud mental, dijo que "no queremos que las personas sientan que todo depende de ellos para trabajar y reconstruir los recursos psicológicos y los recursos sociales que hemos perdido".


“Así que aquí es donde también diría que recurrir a las instituciones, organizaciones y comunidades con las que nos relacionamos a diario [será útil]”, dijo.


ARTÍCULO POR: DILSHAD BURMAN

EDICIÓN Y TRADUCCIÓN POR: ELIANA GONZÁLEZ


15 views0 comments

Commentaires


bottom of page